La Junta advierte falta de equidad en el informe experto sobre financiación

María Jesús Montero. :: SUR/
María Jesús Montero. :: SUR

Reclama una «nivelación total» que además de disponer los mismos recursos para los servicios básicos destine la misma financiación per capita a otras políticas

L. GLEZ.-SANTIAGO SEVILLA.

La Junta de Andalucía manifiesta serias reservas hacia el informe de los expertos para la revisión del modelo de financiación autonómica, según la evaluación enviada ayer al Ministerio de Hacienda, si bien limita este documento a una «reflexión global» que no sustituye a la propuesta que debe hacer el Gobierno para empezar a negociar sobre números concretos. Tampoco este texto enviado al Comité Técnico Permanente de Evaluación, dice la Consejería de Hacienda, es más que una «valoración» y no la propuesta oficial de Andalucía sobre el nuevo modelo.

A pesar de este tanteo, el informe andaluz alerta de que el documento de los expertos, base del futuro sistema, «deviene un modelo notablemente orientado hacia la condición (política) de ordinalidad, mientras que relega la equidad, o el grado de nivelación». Es decir que prima la ordinalidad, el concepto defendido por Cataluña en un principio, que supone distribuir los recursos en función de lo que cada comunidad aporte. Para la Junta «la equidad se debe cumplir y la ordinalidad ha de discutirse políticamente».

Andalucía rechaza el sistema propuesto por los expertos, porque considera que «solo garantiza la no alteración de la ordenación de las comunidades autónomas por capacidad fiscal».

Por ello asegura que «no cumple los principios de suficiencia y de equidad y se aleja de la nivelación en la financiación por habitante ajustado y la igualdad en la garantía de acceso de los ciudadanos a los servicios públicos con independencia del lugar de residencia». La Junta pide nivelación total, es decir que ademas de ofrecer idénticos recursos para los servicios públicos esenciales también proporcione la misma financiación per capita a igualdad de esfuerzo fiscal, en otras políticas.

Apunta también que el resultado de aplicar la propuesta vuelve a provocar «insuficiencias financieras para la mayoría de las comunidades autónomas y diferencias de financiación por habitante ajustado».

A pesar de esta diferencia radical, el documento andaluz contiene numerosas propuestas. Así, destaca la revisión de los tributos cedidos sobre la base de la armonización fiscal, con un mínimo exento único en el polémico impuesto de sucesiones y donaciones, el mantenimiento de otros cuestionados en algunas autonomías, como patrimonio, y límites claros para los tributos propios. Rechaza regular los copagos.

La Junta se muestra favorable a considerar como variable la población de derecho y no la población ajustada, y dice que en el caso andaluz hay una diferencia de más de 220.000 habitantes en favor del primer concepto en el censo de 2015.

Pide que se establezcan dos entregas a cuenta, una provisional al año y otra definitiva dos años después, y reclama una reforma prioritaria del Fondo de Compensación Interterritorial, desligada de la inversión en los Presupuestos Generales del Estado.

Reto de Moreno

Entre tanto, el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, retaba ayer a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a un debate sobre financiación autonómica en el que, aseguró, «desmontaremos las mentiras del socialismo». Durante un acto de su partido en Chipiona (Cádiz) Moreno dijo que con el actual modelo “»Andalucía no está bien financiada» y lamentó que Díaz haya convertido el tema en «un nuevo episodio para la confrontación con el Gobierno de España».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos