El juez de Tánger reconoce su labor humanitaria y vuelve a citar a Helena Maleno

Helena Maleno. :: afp/
Helena Maleno. :: afp

L.G.-S.

sevilla. La dirigente de la asociación Caminando Fronteras Helena Maleno compareció ayer ante el tribunal de apelación de Tánger (Marruecos) para responder por su trabajo de asistencia a los inmigrantes que cruzan la Frontera Sur de Europa, dentro de una investigación por tráfico de personas. El proceso ha levantado una oleada de solidaridad con la activista pro derechos humanos natural de El Ejido (Almería) que se ha convertido en los últimos años en la alerta permanente a la que recurren los migrantes, en muchos casos desesperados y al borde del naufragio. La cuestión a dilucidar es si su trabajo en defensa de los derechos de las personas inmigrantes es ayuda a las mafias que trafican con personas. Numerosos colectivos de todo el país y organizaciones internacionales se han movilizado en su apoyo y la consideran «la persona que más vidas ha salvado en el Estrecho», según Women's Link.

Tras comparecer ante el juez de Tánger, y tras dos aplazamientos anteriores, su abogada explicó que se ha tomado declaración como investigada y ha sido citada de nuevo para declarar el día 31, para que aporte más documentación y para que el juez pueda estudiar los legajos que presentó su abogada.

La defensa entiende que esta situación es positiva, «porque significa que el juez se está tomando su tiempo en analizar toda la documentación y en estudiar a fondo el expediente».

La propia Helena Maleno dijo a través de su cuenta de Twitter que «he declarado con plenas garantías» y que «el juez ha reconocido mi trabajo como «labor humanitaria» y afirmado que la acusación viene plenamente por parte de la UCRIF de la Policía española», es decir de la Unidad contra las redes de inmigración y falsedades documentales.

Fuentes cercanas han pedido explicaciones al ministro del Interior por esta actuación policial, que se produce después de que se desestimara la investigación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, al no encontrarse delito. La abogada de la activista ha presentado como prueba esa desestimación, junto a documentación relativa al trabajo que Helena Maleno viene desarrollando con diversas organizaciones en defensa de los Derechos Humanos y en particular, de los migrantes y las víctimas de trata.

Helena Maleno es la cooperante que habitualmente avisa a Salvamento Marítimo de que una patera se halla en ruta o en dificultades y la que vía Twitter insta a obtener noticias de los rescates y da cuenta de la pérdida de vidas humanas en las expediciones. Establecida en el norte de Marruecos, pero con intensa actividad por toda Andalucía, hija de unos jornaleros de El Ejido, es periodista de formación y entre sus trabajos se puede destacar un documental en el que recoge su experiencia con las familias de los desaparecidos en el camino, a quienes va a visitar a los países del centro de África para dar cuenta del triste final de sus seres queridos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos