Un juez procesa al exconsejero Luis Planas y a dos exalcaldes por pozos ilegales en Doñana

También pueden ir a juicio doce empresarios de la comarca acusados de un delito contra el medio ambiente

SUR SEVILLA.

El Juzgado de Instrucción 2 de La Palma del Condado (Huelva) ha ordenado el procesamiento de los exalcaldes de Almonte, Francisco Bella (PSOE) y José Antonio Domínguez (PP) y los de 12 empresarios, administradores de seis empresas agrícolas, por un delito de los recursos naturales y el medio ambiente en Doñana.

El juez también procesa por el mismo delito a María Isabel Salinas y Judit Anda, ex secretarias generales de Agricultura y Luis Planas, exconsejero de Agricultura de la Junta de Andalucía.Planas compitió en unas primarias en 2013 con Susana Díaz para la candidatura a la Presidencia de la Junta.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, el juez ordena continuar con las actuaciones por el trámite del procedimiento abreviado contra estas personas físicas y jurídicas y remite las diligencias a la Fiscalía y las acusaciones personadas en ella para que soliciten apertura de juicio oral, formulando escrito de acusación, o su sobreseimiento.Señala el juez que practicadas las diligencias encaminadas los hechos pueden ser constitutivos de un delito continuado contra los recursos naturales y el medio ambiente.

En el caso de los empresarios agrícolas señala que se infieren indicios de que han venido llevando a cabo labores de cultivo de frutos rojos en las tierras correspondientes al paraje conocido como Matalagrana, en Almonte desde mediados de los años 90, y en lo que afecta a la causa desde 2009 a 2012, haciendo «un uso indebido de los recursos hídricos disponibles en la zona».Para llevar a cabo se firmaron varios convenios con el Ayuntamiento de Almonte, tras acuerdos con el ya extinto Instituto Andaluz de Reforma Agraria (IARA) de la Junta, propietario de los terrenos, para la introducción de cultivos de fresas compatibles con el medio ambiente.

En virtud de ellos, se les cedían los terrenos a cambio de un canon, sin hacer mención al uso del agua al que pudieran tener derecho tales parcelas.Ya que por el titular de los terrenos, la Junta, se renunció a la inscripción de los pozos existentes en esas parcelas y no constando la regularización de los mismos, se considera que han venido llevando a cabo extracciones de agua no autorizadas ni autorizables.

Con esta actuación «se ha venido provocando un perjuicio irreparable al medio ambiente de una zona especialmente protegida al provocar la reducción de cantidad de agua disponible para la supervivencia de animales y flora natural del espacio protegido», dice el juez.

El mismo día del auto del juez se ha conocido un informe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, en el que alerta de que «de mantenerse» el actual grado de explotación de los recursos subterráneos en el acuífero de Doñana «comprometería su buen estado y el de los ecosistemas terrestres que de él dependen».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos