El juez italiano encarga un nuevo informe de los hijos de Juana Rivas

La vecina de Maracena se reencontró ayer con los dos menores en Cagliari, a los que no abrazaba desde finales de agosto, y deberá devolverlos hoy a Francesco Arcuri

YENALIA HUERTAS GRANADA.

El tribunal italiano de Cagliari (Cerdeña) en el que se sigue el procedimiento de Familia para resolver sobre la guarda y custodia de los dos hijos de Juana Rivas y Francesco Arcuri, de tres y once años, ha autorizado que se elabore un nuevo informe psicosocial de los dos menores, es decir, que un perito explore a los niños, según informaron fuentes del caso. En función del resultado de esa exploración, el perito decidirá luego si se entrevista con los progenitores. Para esta diligencia no hay aún fecha fijada.

La vista celebrada ayer era «una audiencia preliminar», en la que tanto las abogadas italianas de Juana Rivas como los letrados del italiano solicitaron que se practiquen una serie de pruebas de cara al juicio, previsto allí, en Cagilari, para el 30 de noviembre y en el que se determinará quién debe ostentar la guarda y custodia de los dos hijos menores de la pareja. Actualmente residen en Carloforte, en la pequeña isla de San Pietro, con su padre, desde que Juana los entregase por orden judicial a finales de agosto.

Así, tras solicitar ambas partes las pruebas que consideraron pertinentes, el juez escuchó tanto a Juana como a Francesco por el supuesto incumplimiento de lo ordenado por el tribunal de Cagliari en un auto dictado el pasado día 27, en el que se establecía que la madre podría estar con los niños tres días desde su llegada a Cerdeña y hasta su vuelta a España.

«Tras la negativa tanto de Francesco como de su abogado a entregar a los niños, el juez ha dispuesto que tenía que producirse en media hora, como ha sucedido, y ha sido bajo apercibimiento de que podía realizar un cambio en la regulación del régimen de custodia por desobediencia», aseguró el abogado de Juana, Juan Manuel Pérez, tras detallar que la vecina de Maracena se reunió con sus hijos en un hotel de Cerdeña y tiene el vuelo de regreso a España hoy a las 15.00 horas.

Por su parte, el abogado de Francesco Arcuri, Enrique Fabián Zambrano, precisó a este diario que había planteado asimismo, entre otras pruebas, un informe de los Servicios Sociales de Carloforte que confirmaría que la estancia con el progenitor está siendo satisfactoria.

Los abogados de Juana piden que se otorgue a la mujer la guarda y custodia de los menores en España y que Arcuri pague una pensión alimenticia. Los de Francesco, piden que se dé éste la guarda y custodia en Carloforte y que Juana abone asimismo una manutención.

Fotos

Vídeos