El juez acordará medidas urgentes para que los hijos de Rivas vuelvan con su padre

ALFONSO TORICES MADRID.

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, el órgano especializado en derecho de familia que ordenó a Juana Rivas devolver a su padre, Francesco Arcuri, a sus dos hijos de 3 y 11 años, acordará el lunes medidas extraordinarias y urgentes para la protección de los menores que garanticen la ejecución de la sentencia, que ordena que los niños vuelvan a Italia con su progenitor, al domicilio familiar, de donde su madre se los llevó hace más de un año.

El juzgado, después de que Rivas huyese el 26 de julio para no entregar ese día a los niños a su padre, y a instancias de Arcuri, citó a ambos progenitores el 21 de agosto a una comparecencia judicial para debatir las medidas solicitadas por el italiano.

Si Rivas, que se encuentra en paradero desconocido con sus dos hijos desde hace 22 días, no acude a la cita del lunes, el juez, entre las medidas urgentes, podría solicitar el auxilio de la Policía Nacional y la Guardia Civil para que localicen a los niños y se los entreguen a su padre lo antes posible.

Esta previsión figura ya de manera explícita en la sentencia, de 14 de diciembre de 2016, que ordenó la «inmediata restitución» de los niños a Arcuri y a su residencia de Italia. En caso de incumplimiento, indica, «se acordará por este juzgado las medidas coercitivas que sean necesarias, incluido el auxilio de las fuerzas de seguridad, para el traslado efectivo y seguro de los niños» al país vecino.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, negó ayer que las fuerzas de seguridad hayan descuidado la orden de arresto y dijo que hacen todo lo que pueden por cumplirla, mientras se sigue sin noticias de su paradero.

Fotos

Vídeos