Juanma Moreno pone el foco en Cospedal al renunciar a su acta de senador

El dirigente popular Juanma Moreno.
El dirigente popular Juanma Moreno. / E. P.

El presidente del PP-A, que cumple con su máxima de una persona, un cargo, dice que así se dedicará “en cuerpo y alma” a ganar las elecciones en Andalucía

MARIA DOLORES TORTOSA

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, ha anunciado esta mañana que renunciará a su acta de senador por Andalucía para dedicarse “en cuerpo y alma” a su labor política en esta comunidad y ganar las elecciones autonómicas próximas. Moreno, senador desde 2014, ha comunicado esta decisión, que dice haber sopesado largo y tendido, al grupo parlamentario en una reunión en Carmona (Sevilla).

Con este paso, Moreno cumple con su máxima largo tiempo predicada en el PP andaluz de una persona, un cargo. Con ello sigue también las instrucciones de Mariano Rajoy, que ha encomendado a sus cargos a dedicarse de lleno a trabajar sus territorios para ganar elecciones. De camino, el líder del PP andaluz reabre el debate en su partido sobre la acumulación de cargos y con ello pone en evidencia a Dolores de Cospedal, que además de ministra de Defensa y secretaria general del PP, es también presidenta de este partido en Castilla-La Mancha y posible candidata autonómica en 2019.

El Parlamento andaluz eligió a Moreno senador por esta comunidad en junio de 2014, para lo que Antonio Sanz tuvo que renunciar a su escaño en la Cámara alta. Entonces Moreno acababa de ser elegido presidente del PP en Andalucía y no contaba con escaño en el Parlamento regional. En marzo de 2015 es candidato del PP a la Junta y se convierte en el líder de la oposición en la Cámara autonómica, que vuelve a incluirlo en el cupo de los nueve senadores por la comunidad autónoma, entre ellos Javier Arenas, vicesecretario de Política Municipal del PP.

Moreno ha defendido en su partido que no haya acumulación de cargos, hecho que le deparó tiranteces con varios dirigentes provinciales, a su vez cargos en el Gobierno o diputados. Dos de estos, José Antonio Nieto y José Enrique Fernández de Moya, secretarios de Estado de Seguridad y Hacienda, respectivamente, se quejaron de que el partido les forzara a renunciar a seguir presidiendo el PP en Córdoba y Jaén, mientras Moreno podía seguir como presidente del PP-A, diputado andaluz y senador.

Con su decisión hoy, Moreno es consecuente con su propia doctrina. El dirigente popular ha dejado claro en su discurso ante el grupo parlamentario que se ha tomado muy en serio ganar las próximas elecciones en Andalucía, razón por la que dejará el escaño en Madrid.

Moreno ha querido compararse con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de la que ha recordado que ha dedicado “la totalidad de sus energías en los dos primeros años de legislatura a ambiciones y proyectos personales dentro del Partido Socialista", en alusión a su frustrado intento de liderar este partido a nivel nacional. Al no ganar y centrarse en ganar de nuevo en Andalucía, Díaz ha roto su hoja de ruta, pero también la del candidato mejor posicionado para sucederla en la Junta. “Tenemos un reto muy ambicioso por delante y requiere de la dedicación, de la atención y del esfuerzo de todos y cada uno de los miembros del PP-A", ha manifestado para apostillar que no tiene otra “ambición” que ser presidente de todos los andaluces para “transformar y mejorar” esta comunidad.

El gesto de renunciar al Senado, que ha resultado una sorpresa para su grupo, tiene un alcance mayor en su partido. Reabre la polémica sobre la acumulación de cargos, señalando con ello a Dolores de Cospedal, con quien es conocido que Moreno no tiene una relación fluida.

Fotos

Vídeos