Juanma Moreno insta a Susana Díaz a convencer a Sánchez para que el PSOE apoye los Presupuestos

Cospedal, Rajoy y Moreno, durante la convención del PP en Sevilla. /EFE
Cospedal, Rajoy y Moreno, durante la convención del PP en Sevilla. / EFE

«El PP es un partido forjado en la adversidad; cuando nos hemos caído, nos hemos levantado», dice el presidente del PP andaluz en la apertura de la Convención de Sevilla

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Cristina Cifuentes ha inaugurado la convención nacional del PP esta tarde en Sevilla sin que estuviera en el programa. Este es el efecto que ha producido la rueda de Prensa convocada por la presidenta de Madrid minutos antes del acto de apertura para insistir en que no dimitirá por el escándalo del máster de la Universidad Juan Carlos de Madrid. Todas las caras evidencian que el cónclave organizado por los populares para afrontar un año de elecciones con la moral alta por la gestión para salir de la crisis arranca con esta por los suelos por el polémico máster. En este ambiente, la presidenta provincial del PP de Sevilla, Virginia Pérez, y el presidente regional del partido, Juanma Moreno, anfitriones de la convención, han subido a la tribuna para dar la bienvenida a Mariano Rajoy y a 2.500 inscritos. «El PP es un partido fuerte, forjado en la adversidad. Cuando nos hemos caído, nos hemos levantado». Esta es la única frase que puede relacionarse con ese amargo momento del partido en el Gobierno en una cita que se preveía de autobombo. La ha pronunciado Moreno en un discurso en tono positivo y en el que ha instado a Susana Díaz a hablar con Pedro Sánchez para que el PSOE «desbloquee y no boicotee los Presupuestos Generales del Estado (PGE)» que, en su opinión, supondrán grandes beneficios para los andaluces.

Moreno ha tardado cuatro días en hablar de las cuentas presentadas por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el pasado martes en el Congreso. Un presupuesto criticado en Andalucía por los agentes sociales, incluida la patronal, y la presidenta, Susana Díaz, que los tachó de «atropello» contra Andalucía. El presidente del PP-A ha acusado al PSOE y a quienes hablan de los PGE con «críticas tan duras» de «poco rigor». Ha subrayado que los Presupuestos «son buenos para Andalucía» y votarlos en contra «es votar no a beneficios sociales para tres millones de andaluces, los más vulnerables, y es decirle no a la subida de las pensiones de un millón de andaluces».

Moreno ha reclamado el apoyo de los socialistas a los mismos como respuesta a la lealtad institucional de su partido en Andalucía, citando el que el candidato a la Alcaldía de Sevilla, Beltrán Pérez, ha votado el Presupuesto socialista del Ayuntamiento de esta capital para que «no entrara en parálisis». Asimismo ha recordado el respaldo del grupo parlamentario a la propuesta del PSOE sobre financiación autonómica «con la que no estábamos al cien por cien de acuerdo». Moreno ha citado estos dos ejemplos para valorar el «esfuerzo» de su partido por «situar los intereses de los andaluces por encima de todo». «No creemos en la confrontación; es mucho más fructífero el diálogo», ha subrayado. Lo ha dicho después de aplaudir como «enormemente positivo» que Mariano Rajoy reciba a Susana Díaz en la Moncloa en los próximos días tal como le ha pedido la presidenta de la Junta. «Susana Díaz debería aprovechar el viaje a Madrid y reunirse también con Pedro Sánchez y convencerlo de que una vez por todas el PSOE desbloquee los PGE», ha indicado. El secretario general de los socialistas ya ha rechazado la invitación del PP a prestarle cinco votos para aprobar las cuentas. En el mismo contexto, el presidente de los populares andaluces ha remarcado la lealtad institucional del Gobierno de Rajoy con la Junta de Andalucía, reiterando el auxilio financiero de más de 41.000 millones de euros en alusión al fondo de liquidez autonómica, entre otros. «El PP ha sido un salvavidas para Andalucía».

Moreno también ha criticado de forma sutil a Ciudadanos al referir que su partido se ha hecho poco a poco, «con seriedad», «ideas claras» y sin renunciar a «nuestros principios». «Nuestros principios no son negociables. Aquí defendemos la prisión permanente revisable y no cambiamos como hacen otras fuerzas políticas». No ha hecho referencia a Cifuentes, a la que saludó con dos besos al entrar al cónclave como también hizo Mariano Rajoy, pero sí se ha referido a Puigdemont, el otro fantasma que empaña la cita de los populares en Sevilla. «Puigdemont se fue huyendo y ha traicionado a España y Cataluña», ha dicho el andaluz.

Un árbol duro, muy español y bonito

Pese al mal ambiente, Moreno ha augurado que los más de 2.500 inscritos en la convención han acertado al elegir Sevilla para este encuentro. «No os vais a arrepentir, ni por lo que hablaréis de día ni por lo que vais a hablar de noche», ha dicho de forma enigmática. Moreno ha sido el artífice de una recepción privada que esta noche hace Rajoy en Sevilla a unas doscientas personas representantes de sectores económicos y sociales andaluces. Antes de ello, el presidente del Gobierno y del PP ha plantado una encina en el hotel Renacimiento, donde se celebra la convención. «El árbol de Maíllo», ha dicho con retintín la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, en su discurso de apertura. La encina formará parte del logo del PP a partir de esta cita en Sevilla. «Es un árbol duro, muy español y muy bonito», ha dicho Rajoy, con una mano vendada. Moreno también ha dado palazos de tierra al árbol y ha bromeado con que le iban a contratar de jardinero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos