Toni Martín Iglesias: «Juanma Moreno encarna al candidato dialogante frente al personalismo y soberbia de Susana Díaz»

Toni Martín Iglesias, en el Parlamento andaluz el día que fue designado senador./SUR
Toni Martín Iglesias, en el Parlamento andaluz el día que fue designado senador. / SUR

«Creo en la política y la reivindico; ser senador en este momento histórico para el país es motivador», afirma el nuevo hombre fuerte del núcleo duro de Moreno

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Toni Martín Iglesias (51 años) nació en Los Ángeles (EE UU) de padres emigrantes, aunque volvió siendo niño y su vida ha transcurrido en Sevilla y vinculado desde muy joven al PP de la capital andaluza. Licenciado en Geografía e Historia, ha trabajado codo con codo con los líderes andaluces del PP, desde Soledad Becerril, de la que fue jefe de prensa en su etapa de alcaldesa de Sevilla, a Juan Ignacio Zoido, con quien trabajó de lo mismo cuando fue delegado del Gobierno, hasta Teófila Martínez y Javier Arenas. Experto en comunicación política, Toni Martín pidió a Juanma Moreno entrar en su equipo a través de la malagueña Patricia Navarro y poco a poco ha ido escalando posiciones hasta formar parte de su núcleo duro. Lo corrobora que Moreno le haya dejado su sitio como senador por la Comunidad autónoma y haya reforzado sus competencias en el comité ejecutivo regional como vicesecretario de Organización, Electoral y Formación, incluido el marketing político del partido.

- Como experto es comunicación política, ¿ha sido sugerencia suya que Juanma Moreno se vista ya el traje de candidato a la Junta a un año y medio para las elecciones andaluzas y lo prime sobre otros como presidente del partido?

LAS CLAVES«Nosotros lo que tenemos que presentar a los andaluces es a Juanma Moreno como la persona que va a solucionar sus problemas» «Estamos ante una oportunidad histórica de gobernar en la Junta porque hay más partidos con los que pactar» «Los casos de Sevilla y Jaén están en vías de solución» «Parece que la presidenta gasta mucho en encuestas y será ella la que decida el momento que más le interese» «Yo seguiré escribiendo toda la vida que Cataluña es una tierra maravillosa y la gente allí también lo es»

- No ha sido tanto una sugerencia mía como un desarrollo normal de los acontecimientos políticos. Es lo que debe ser, lo razonable. Juanma es el presidente del PP-A y ejerce como tal, pero nosotros en lo que estamos es en conseguir que haya un gobierno del PP en Andalucía. Nuestro candidato es Juanma y nosotros lo que tenemos que presentar a los andaluces es a Juanma Moreno como la persona que va a solucionar sus problemas. Para las cuestiones internas del partido ya estamos Loles López (secretaria general) y yo.

-¿Y cómo debe ser ese traje para poner en valor al candidato?

- Nosotros tenemos una oferta muy diferenciada de la del Partido Socialista. Este lo basa solo en un personalismo muy acusado de su presidenta y candidata (Susana Díaz) y, de alguna manera, de hacer política a mi juicio muy antigua, en la que una persona lo decide todo, según yo entiendo, desde cierto grado de soberbia, de desprecio a la oposición, de no dialogar nunca. Frente a esa propuesta, la que encarna Juanma Moreno es la de una persona más moderada, dialogante, capaz de llegar a acuerdos y consensos y ofrecerlos, como estos días con el Presupuesto. No es que nos hayan dicho que no, es que no nos han contestado, como siempre. La política ha cambiado mucho y lo que entendemos que demandan los andaluces es políticos de consenso y no el personalismo acusado de Susana Díaz.

- Es una época de líderes de personalidad acusada. ¿No cree que esa actitud de perfil moderado hará más difícil que se conozca a Juanma Moreno y su proyecto?

- Creo que sí se le conoce y no causa rechazo. El no causar rechazo es el primer paso para ganar la confianza de las personas y que te voten. Vamos por el camino adecuado.

-¿Por qué cree que tendrá mejores opciones para gobernar en la Junta que Javier Arenas en 2012? Las encuestas no le dan tan buenos augurios como a Arenas al que un año antes le daban mayoría absoluta.

- Las circunstancias políticas han cambiado mucho, ya no le van a dar mayoría absoluta a nadie en ningún sitio en las encuestas, quitando Galicia. Ahora hay más partidos en escena.

- ¿Entonces, por qué cree que va a gobernar cuando ni siquiera aspira a ganar por mayoría absoluta?

- Todos tenemos los pies en la tierra y sabemos cuáles son las circunstancias. Como se demostró, la gran dificultad de Javier Arenas era gobernar si no obtenía mayoría absoluta. Ganó y un pacto de los dos partidos perdedores evitó que fuera presidente. Ahora hay más posibilidades. Sabes que es más difícil sacar mayoría absoluta, pero por otro hay posibilidad de llegar acuerdos con fuerzas políticas que no existían entonces. Eso es lo que hace que ahora estemos ante una oportunidad histórica de que a Andalucía llegue la alternancia política y el PP gobierne.

- Cuando habla de otras fuerzas entiendo que no se refiere a Podemos ni a IU, sino a Ciudadanos.

- Evidentemente.

- ¿Y supeditarlo todo a que C's mantenga o aumente diputados, ya que ustedes dicen que está al alza, no es un poco arriesgado?

- Supeditar no supeditamos nada a nadie, nosotros salimos a ganar las elecciones por la máxima diferencia. Partido al alza en Andalucía es el PP. En todas las elecciones desde las europeas de 2014 el PP ha ido subiendo y en todas el PSOE ha ido bajando. Esa es la realidad electoral. Nosotros aspiramos que esa línea ascendente del PP continúe.

- ¿La pugna Arenas-Cospedal en Andalucía puede perjudicar al liderazgo de Moreno y candidatura?

- No comparto ese análisis. Juanma Moreno ha obtenido un respaldo superior al 95% en el congreso regional (de marzo) y en los provinciales solo hubo dos con dos candidaturas. Esta es una comunidad muy grande con 778 municipios y en la mayoría de sitios no ha habido disensiones. Es normal que la unidad no haya sido del cien por cien.

- Me refería a las divisiones internas en Sevilla y Jaén.

- Esos casos están en vías de solución. En Sevilla hay un liderazgo consolidado como el de Virginia Pérez. Y el caso de Jaén está más complicado, es el que más atención requiere. El candidato que ganó la votación de los militantes perdió luego en el congreso de delegados y los estatutos dan a este como presidente provincial. Se trata de una situación excepcional. El perdedor acudió a los tribunales, y ahí estamos intentando que se solucione. Esperamos sensatez.

- Usted dice que en Sevilla no hay problemas y esta última semana el hombre de Arenas (Beltrán Pérez) ha destituido al portavoz adjunto municipal (Alberto Díaz, un hombre de la máxima confianza de Zoido, afín a Cospedal). Algunos denuncian depuraciones.

- En el Ayuntamiento de Sevilla el portavoz del PP ha tomado una decisión y todo el grupo la ha respaldado y firmado. No veo el problema si están de acuerdo todos.

- ¿No hay depuraciones entonces?

- Entiendo que no, que lo que hay es una pérdida de confianza según ha dicho el portavoz.

- Usted conoce muy bien el PP de Sevilla, ¿es esta su peor etapa por esa división interna?

- El hecho de que hubiera dos candidaturas tensiona mucho al partido, pero se ha resuelto muy bien. Fue importante que hubiera un acuerdo entre los dos candidatos (Juan Bueno y Virginia Pérez) y que en la ejecutiva hubiera personas de ambas partes. El partido está yendo en la línea que tiene que ir. Yo estoy yendo a la mayoría de los congresos locales que puedo. Anoche (por el jueves) estuve en el de Osuna, también estuvo Javier Arenas. La ilusión es ganar las elecciones municipales y no percibo esa cosa (división).

- El que Juanma Moreno apremie a la dirección nacional para que cuanto antes se aprueben las candidaturas a las capitales, ¿tiene que ver con la suya propia a la Junta? Municipales y autonómicas se celebran en 2019 con pocos meses de diferencia. Pregunto si ese interés obedece a que se quiere que no haya ruido previo a las autonómicas y que todos empujen al candidato Juanma Moreno.

- Es importante que la persona que vaya a presentarse a alcalde de su ciudad tenga tiempo suficiente para desarrollar su candidatura y que todos la conozcan y la apoyen. A nosotros nos parece muy razonable que el tiempo para ello sea de año y medio, no menos. Por eso hemos establecido el final de este año para las candidaturas con la excepción de las capitales, que corresponde decidirlo a la dirección nacional de acuerdo con la regional. Eso es lo razonable y sacar a los candidatos de un momento preelectoral, tanto municipal como autonómico. Dejar el panorama perfectamente claro y tener a todas las estructuras mirando por ganar las autonómicas y las municipales.

- ¿Aguantaremos la legislatura en Andalucía o habrá adelanto?

- Con la que está cayendo en el panorama nacional, parecería una falta de responsabilidad. No creo. Más adelante, no lo sé. Parece que la presidenta gasta mucho dinero en encuestas y será ella la que decida el momento que más le interese.

- Hablando de ese panorama nacional. Se estrena como senador en un momento histórico, con la votación para aplicar el artículo 155 para Cataluña. ¿Cómo ve esa responsabilidad?

- Veo este proceso con tremenda tristeza. Adoro Cataluña. Tengo muchos y buenos amigos en Cataluña. Sé lo mal que muchos lo están pasando. Los dramas familiares, las rupturas que se están produciendo. Me apena muchísimo. Siento Cataluña como una parte de mi casa. Está ocurriendo esto porque hay personas que se están pasando la ley por el arco del triunfo y que están rompiendo no sé por cuánto tiempo una comunidad como Cataluña. Allí, hay que recordarlo, hay millones de andaluces.

- ¿De dónde le viene a usted la vinculación con Cataluña?

- Tengo allí amistades. Luego se produjo esa publicación en Facebook que tiene detrás (en su despacho de la sede regional del PP en Sevilla) y que provocó una reacción viral. A raíz de eso tengo relación con muchas personas allí en Cataluña, incluso me han dado premios.

- Se refiere al 'post' en el que relataba el cariño recibido en una visita con su familia a Gerona. ¿A qué cree que se debió su gran repercusión?

- Creo que fue porque no existían mensajes de cariño a Cataluña y aquello se acogió con mucho agradecimiento.

- ¿Escribiría hoy lo mismo después de las tensiones habidas por el referéndum ilegal?

- Evidentemente se ha desatado una tormenta brutal que ha modificado las cosas. Aquello no era un mensaje a favor del independentismo, es evidente, sino un mensaje a favor de Cataluña y de los catalanes. Yo seguiré escribiendo que Cataluña es una tierra maravillosa y la gente allí también es maravillosa. Lo seguiré haciendo toda mi vida. Otra cosa es lo que está pasando, quiénes son los responsables, cómo están tensionando a unos y a otros y los efectos que tendrá para Cataluña y España.

- ¿Y sobre su estreno en el Senado en este momento histórico?

- Para mí ser senador significa muchísimo. Aunque parezca una frase hecha, es un honor enorme. Creo en la vocación política y la reivindico. Y ser senador en este momento histórico para el país es motivador. Sé que es una responsabilidad importante y lo que me gustaría de verdad es que las decisiones que se tomen logren que haya una solución lo más pronto posible para España y Cataluña.

-Hablemos de su trayectoria. Estuvo diez años con Soledad Becerril, ministra, alcaldesa y por último Defensora del Pueblo.

- Estuve con ella desde 1989 hasta 1999, cuando deja de ser alcaldesa de Sevilla. Siempre me pareció una persona muy institucional. Era paradigma en eso que se dice de primero los intereses de mi ciudad y luego los del partido. Ella era la alcaldesa de Sevilla y lo primero era la ciudad, centrándose en las pequeñas cosas. Intenté aprender de ella ese sentido de la responsabilidad.

- Vivió además el asesinato por ETA de Alberto Jiménez Becerril y su mujer, Ascensión.

- No solo lo viví, fue aún peor. Alberto era mi mejor amigo. Yo era jefe de prensa del Ayuntamiento y él era concejal de Hacienda y el portavoz del grupo popular. Aquello fue traumático para toda la ciudad, pero para los que éramos amigos nos marcó. A mí me ha marcado toda la vida. Dejé el Ayuntamiento después de aquello. Te replanteas muchas cosas y luego está esa herida de la injusticia, de la canallada. Han pasado casi 20 años. Hoy tendrían 57.

- ¿Ha leído la novela 'Patria' de Fernando Aramburen?

- La está leyendo mi mujer, yo no he querido leerla. Hay cosas que desde entonces no hago y tienen que ver con ETA y el terrorismo, me traumatiza mucho lo que estas hienas han provocado en tanta gente.

Fotos

Vídeos