Investigan si hubo delito de odio en la prohibición de 'burkini' en una piscina municipal

E. P. GRANADA.

El Ayuntamiento de Granada ha pedido un informe a la empresa concesionaria del servicio de la piscina municipal Periodista Antonio Prieto por si se pudiera haber dado un «delito de odio» en la supuesta expulsión de dos usuarias que llevaban un traje de baño de cuerpo completo.

Según ha señalado la concejal de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, el Consistorio está «en lucha permanente contra los delitos de odio» y permite el uso del 'burkini' en las instalaciones municipales, donde «no se permite ninguna actitud» que pueda llevar a exclusión, racismo o discriminación.

El Ayuntamiento está en contacto tanto con la empresa Inacua, responsable del servicio de esta piscina -que se podría enfrentar a sanciones, una vez entregue el informe en los próximos días- como con las afectadas, que habrían apuntado a que no es la primera vez que se pone problema para que las usuarias puedan acceder a las instalaciones con estos trajes de baño.

Fotos

Vídeos