La Inspección de Trabajo investiga a las agrupaciones del Carnaval de Cádiz

La Inspección de Trabajo investiga a las agrupaciones del Carnaval de Cádiz

Reclama a los grupos que los componentes estén dados de alta en la Seguridad Social para cantar en las actuaciones contratadas

N. A. / LA VOZ DIGITALCádiz

Las agrupaciones del Carnaval de Cádiz se enfrentan a una ardua investigación iniciada hace más de un año por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social con el objetivo de regularizar la situación laboral de los componentes, según publica hoy La Voz Digital. Informa el diario gaditano que, desde entonces, los responsables han ido siguiendo y buscando información sobre las diferentes actuaciones que han tenido los grupos en sus giras anuales para comprobar si los intérpretes están dados de alta en la Seguridad Social y cotizan según la normativa.

A consecuencia de ello, numerosas agrupaciones finalistas, semifinalistas e incluso cuartofinalistas del Concurso Oficial de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz están recibiendo en sus domicilios una notificación de la Delegación en la que se les requiere información y contratos sobre estas actuaciones, que se remontan incluso al año 2017, según anunciaba esta mañana Radio Cádiz. De hecho, muchas de ellas ya se han reunido con los responsables de la inspección para conocer de primera mano los trámites que deben llevar a cabo para regularizar la situación y hacer frente al pago de la deuda a la mayor brevedad.

Según la Inspección de Trabajo, el régimen de asociación sin ánimo de lucro que han utlizado hasta ahora los grupos no exime a los mismos del correspondiente alta en la Seguridad Social. Por lo tanto, todos ellos tendrán que ir regularizando su situación ante las autoridades componentes. Eso sí, siempre que exista un contrato entre la agrupación y la empresa organizadora de la gala o festival, donde se recoja una contraprestación económica.

Esta regularización supone el alta a posteriori en todos aquellos contratos señalados por la Inspección de Trabajo, que en algunos casos, supera la veintena de actuaciones. Por ello, el coste de este procedimiento para varios grupos, los que más han cantado en esas fechas, va a ser elevado. Además, el alta en la Seguridad Social podría ser incompatible con la situación de muchos de los componentes, que o bien se encuentran en el paro o perciben una pensión de jubilación. En estos casos, los afectados podrían llegar incluso a perder esta ayuda.

Sala Momart de Cádiz

Las primeras consecuencias de esta investigación se pudieron ver el pasado mes de noviembre, cuando varios inspectores acudieron a la Sala Momart de Cádiz donde se celebraba un festival de Carnaval ante miles de aficionados. En esta ocasión, fueron las comparsas de Antonio Martínez Ares, Juan Carlos Aragón, Tino Tovar y los hermanos Carapapas las que fueron requeridas por la Inspección.

A raíz de ahí, todas acudieron a la cita con los responsables de la Inspección de Trabajo en Cádiz y, en los casos que no lo habían hecho con anterioridad, se pusieron al día con la documentación y regularizaron su situación. A partir de entonces, las inspecciones no han cesado y son varios los grupos que han sido investigados mientras ofrecían una actuación en estos últimos meses.

Con esta investigación, se abre también un intenso debate en el plano carnavalesco sobre la profesionalización de las agrupaciones del Carnaval de Cádiz. Tras años de debates sobre el dinero obtenido por algunas de las agrupaciones que más cantan a lo largo del año, ahora el asunto pasa al plano de las administraciones competentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos