El incendio de una planta de reciclaje causa alarma en Córdoba

Imagen de la planta de rfeciclaje cordobesa, que salió ardiendo en la tarde del domingo. / EFE

La alcaldesa asegura que no hay riesgo para la población y las mediciones no detectan problemas en la calidad del aire

SUR SEVILLA.

La sombra de Seseña, donde un gran vertedero de neumáticos ardió en 2016, planea sobre el incendio en una planta de reciclaje de plásticos que se registra desde el domingo en Córdoba. Todos los sistemas de seguridad están activados pero se mantienen en estado de pre alerta y se confía en que la evolución del fuego sea favorable.

El dispositivo está bajo el control de Ayuntamiento de Córdoba, cuya alcaldesa, Isabel Ambrosio, dijo ayer tarde que no hay riesgo para la salud, dada la evolución del fuego y la situación meteorológica, que pasó de impedir a favorecer la extinción, a pesar de que fuentes de la zona mostraron su preocupación por la posibilidad de que la columna de humo, primero negra y luego blanca, llegara a la barriada cordobesa de Villarubia.

Por su parte Ecologistas en Acción considera que es necesario ofrecer información a la población cercana al incendio, puesto que ha provocado «una nube contaminante que amenaza con afectar a las poblaciones próximas» a dicha instalación.

Ecologistas en Acción asegura que «una nube contaminante» amenaza a poblaciones cercanas

La planta, de la empresa privada Recicor XXI SL, está situada en el kilómetro 9 de la carretera A-305,1 entre el polígono industrial de la Torrecilla en la capital y el municipio cordobés de Guadalcázar.

La alerta llegó al servicio de coordinación de emergencias 112 de Andalucía a las 13.50 de la tarde del domingo, dijeron fuentes de la Consejería de Interior, y se activaron todos los servicios de bomberos y policía local de Córdoba, mientras subía sobre el horizonte una enorme columna de humo que convirtió la factoría en lo que vecinos de Córdoba llamaron «un brasero gigante y humeante».

A la vez, se activaron los protocolos en materia de Salud Pública, por si la combustión de los materiales almacenados, sobre todo plástico y cartones, pudieran producir afectación a la población, en especial por problemas respiratorios.

Sin embargo, hasta ahora los mecanismos no han pasado del nivel de pre alerta y las constantes mediciones del aire que realiza la Consejería de Medio Ambiente, con instalaciones fijas y móviles, no arrojan datos preocupantes. Dado el emplazamiento de la citada planta de almacenamiento, a una distancia superior a dos kilómetros del primer núcleo poblado y las previsiones de la Agencia Española de Meteorología en la dirección de los vientos, «la probabilidad de exposición a los humos a día de hoy es remota», indica un informe de Medio Ambiente.

Los bomberos cordobeses indicaron ayer tarde que esperan que el fuego continúe hasta hoy, mientras Equo pidió explicaciones por el elevado número de incendios en plantas de reciclaje que se registra.

Fotos

Vídeos