Un hombre mata con un arma blanca a su mujer en Huéscar y se suicida

Una vecina fotografía el despliegue de medios tras descubrirse el fatal suceso./José Utrera
Una vecina fotografía el despliegue de medios tras descubrirse el fatal suceso. / José Utrera

La víctima tenía 66 años y no había presentado ninguna denuncia contra su marido, de 71 años

JOSÉ UTRERAHUÉSCAR.

La localidad de Huéscar despertó ayer sobresaltada por un lamentable suceso. Un vecino de 71 años supuestamente mató a cuchilladas a su esposa de 66 años y posteriormente se ahorcó. Los hechos ocurrieron en el domicilio familiar, en la céntrica calle San Francisco. Ambos cadáveres fueron encontrados sobre la nueve de la mañana por una hija del matrimonio que acudió a la casa de sus padres, alertada por su hermano. Su padre no había acudido como hacía todos los días a ayudar a montar el mostrador del puesto de venta que la familia tiene en la Plaza de abastos de Huéscar. Los temores de que algo había ocurrido se confirmaron y el hijo acudió también a casa de sus padres y preso de un ataque de nervios comenzó a gritar y a golpear las paredes. Fue entonces cuando una vecina decidió llamar a la Policía Local de Huéscar que de inmediato acudió al domicilio en la calle San Francisco.

La escena que se encontraron los hijos fue escalofriante: su madre muerta en su dormitorio y su padre ahorcado en el sótano del edificio familiar. Aunque en un principio se dijo que el presunto autor de los hechos, Pedro C. F., mató a sus esposa con un hacha, parece que el arma utilizada fue un cuchillo, con el que cortó el cuello a su mujer, Carmen C. R., de 66 años de edad. Con ella, ya son seis las mujeres asesinadas en Andalucía y 31 en España en lo que va de año por su pareja o ex pareja, según los datos de la delegación del Gobierno en Andalucía. A esto, hay que sumar también, según indicaron, la muerte de seis menores y un bebé bajo las mismas circunstancias.

La Policía Local y la Guardia Civil fueron de los primeros efectivos en llegar al lugar de los hechos, donde posteriormente acudió la Policía Judicial de la Benemérita. A media mañana llegó la médico forense y la comitiva judicial, que permaneció más de dos horas en el interior del domicilio hasta que se decretó el levantamiento de los cadáveres y su traslado al instituto anatómica forense de Granada. Minutos antes del traslado de los cadáveres, acudió al domicilio una hermana de la fallecida y un sobrino, que al salir tubo un conato de enfrentamiento con algún medio de comunicación, hasta que intervino la Guardia Civil.

El matrimonio de Pedro y Carmen fue considerado «normal» por sus vecinos y no consta que hubiera desavenencias o peleas entre ellos. Ambos eran muy conocidos en la zona por crear una fábrica de embutidos en las afueras del pueblo, en la carretera de Castril. Hasta su jubilación, también regentaron un puesto en la plaza de abastos de Santa Adela, de Huéscar. Todos los vecinos destacaron la «enorme capacidad de trabajo» del matrimonio. Alguna vecina sí se aventuró a declarar que últimamente notaba «algo raro» al marido, quizás por la edad u otras circunstancias. «Algo ha debido de pasarle, porque lo que ha sucedido es impensable en este matrimonio».

En la actualidad, el negocio familiar lo regenta el hijo del matrimonio, una persona también muy conocida y dinámica, miembro del club 4x4 Huéscar y activo colaborador con todo tipo de actividades.

A primera hora de la mañana, el alcalde de Huéscar, José García Giralte, se acercó al lugar del suceso para ofrecer a los hijos del matrimonio lo que pudieran necesitar. El propio regidor confirmó que el Ayuntamiento había decretado un día de luto y las banderas ya estaban a media asta. Para mañana lunes se ha convocado una concentración a las puertas del ayuntamiento, donde desde ayer luce una pancarta con el lema 'Huéscar dice No a la violencia contra las mujeres'.

El alcalde oscense manifestó que a falta del informe judicial todo parece indicar que se trata de una muerta por violencia de género, sin antecedentes en el Centro Municipal de Información de la Mujer. «Es un lamentable suceso que nos ha dejado consternados a todo los vecinos y vecinas de Huéscar, lamentamos muchísimo lo ocurrido», declaró. La ausencia de una denuncia previa fue confirmada por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, quien afirmó que después de las primeras informaciones recabadas no constan «denuncias previas ni antecedentes por violencia de género».

El alcalde, por su parte, hizo hincapié en el esfuerzo que el Ayuntamiento y otras instituciones como la Junta de Andalucía realizan en Huéscar para erradicar esta lacra, así como el inmenso trabajo que se despliega con las asociaciones de mujeres, en los institutos y colegios. «De hecho, ahora mismo estamos aplicando ya el segundo plan de igualdad y Huéscar va por delante de muchas localidades en asuntos relacionados con la mujer. Pero lamentablemente estos hechos suceden y nos sentimos impotentes», apostilló. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, lamentó el «insoportable suma y sigue de mujeres asesinadas». Así lo expresó en un comentario desde su cuenta de Twitter en el que reflejaba su «pésame y dolor por el crimen machista en Huéscar» y concluía reclamando un «Pacto de Estado ya».

Antonio Sanz insistió en que «el Gobierno no va a cejar en la lucha contra la violencia de género y seguirá trabajando para «mejorar la eficacia de las medidas ya puestas en marcha y los mecanismos necesarios para proteger a las víctimas».

Más

Fotos

Vídeos