Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo: «No habrá enfrentamiento por encabezar la candidatura»

Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, en las inmediaciones de SUR./Fernando González
Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, en las inmediaciones de SUR. / Fernando González

La secretaria general de Podemos Andalucía y el coordinador general de IU Andalucía afirman que si de ellos depende evitarán gobiernos de PP y Ciudadanos, aunque subrayan que no se aliarán con el PSOE

ANTONIO M. ROMERO y IVÁN GELIBTER

Adelante Andalucía es el nombre de la confluencia impulsada por IU y Podemos para concurrir a las próximas citas electorales. En estos días, sus líderes regionales, Antonio Maíllo (Lucena, 1966) y Teresa Rodríguez (Rota, 1981) recorren las distintas provincias presentando este proyecto en el que pretenden aglutinar a los votantes de izquierda y a ciudadanos que no se identifican como tal pero que quieren un cambio en la Junta. En su parada en Málaga, concedieron una entrevista a SUR en un formato novedoso: a dúo. Un encuentro en el que demostraron su sintonía personal y política, explicaron el proyecto y se pronunciaron sobre algunos asuntos de actualidad.

¿En qué se diferencian ustedes políticamente?

–Antonio Maíllo: Lo que hay es una coincidencia política. El proceso de confluencia en Andalucía no viene de hace dos semanas, sino que se viene cocinando como las buenas comidas de pueblo de olla lenta, hecha a base de un proceso natural de coincidencia en el diagnóstico de Andalucía, de coincidencia en cuanto a las prioridades que necesita nuestra tierra y de coincidencia también en torno a la impugnación de un sistema que consolida la precariedad, el paro y mucha desigualdad. Hay muchas coincidencias en términos políticos de lo que queremos hacer y una convicción de que nos toca una responsabilidad histórica en Andalucía.

–Teresa Rodríguez: Las diferencias son las trayectorias. Son dos organizaciones que tienen trayectorias distintas, y se han construido con bases sociales diferentes. IU tiene más implantación en el mundo rural, más experiencia sindical y más experiencia en todos los sentidos. Podemos trae algo que tiene más que ver con una generación impugnatoria e indignada.

Con esa sintonía, ¿por qué no están en el mismo partido?

–Antonio Maíllo: Se ha hecho una confluencia desde el respeto a las trayectorias de cada uno, que son complementarias, de una forma natural, desde un profundo respeto y con mucha sinceridad.

–Teresa Rodríguez: Lo más bonito de la unión es la diversidad. Encontrar los puntos de unión es maravilloso, pero respetar la diversidad de las fuerzas políticas es un valor, la biodiversidad es garantía de supervivencia de los ecosistemas.

«Tenemos la convicción de que nos toca una responsabilidad histórica: el despertar de Andalucía» Antonio Maíllo

En 2016, con la experiencia de Unidos Podemos, hubo gente que en ambos partidos no les gustó esa alianza y no votaron a esa coalición. ¿Piensan que hay un riesgo de que eso vuelva a suceder? ¿Qué ha cambiado desde 2016 para que ese votante escéptico con la unión pueda cambiar de opinión y apoyarlo?

–Teresa Rodríguez: Hemos hecho el proceso con más calma, más tiempo, hemos preparado mejor internamente a nuestras organizaciones y hemos puesto el foco en lo político. Era importante no aparecer como un matrimonio de conveniencia, sino como un proyecto que genera un espacio más grande que desborde a nuestras dos organizaciones y que se incorpore más gente que, en un principio, quizás no se encuentre identificada con ninguno de los dos partidos.

–Antonio Maíllo:Este proceso ha tenido tiempo de reflexionarse en cada una de las organizaciones, incluso en sectores que ansían la constitución de un bloque de cambio unitario como alternativa al PSOE

¿Adelante Andalucía es el embrión de un nuevo partido político? ¿Qué esperan ustedes?

–Teresa Rodríguez: No es un partido nuevo. Es una convocatoria que se lanza a la sociedad, a las organizaciones políticas y sindicales para construir un espacio de confluencia andaluza que plantee una alternativa al susanismo sin pasar por la derecha.

–Antonio Maíllo: Somos una propuesta alternativa que confluimos desde una izquierda clásica y gente que aspira a un bloque de cambio sin necesidad de identificarse como tales. Este espacio es una oportunidad para alentar un despertar de Andalucía. Somos un parapeto de la derecha y una alternativa al modelo agotado del PSOE y a una Susana Díaz escorada a la derecha.

En Podemos hay voces que denuncian que Teresa Rodríguez promueve una nueva marca alejada de Podemos.

–Teresa Rodríguez: Es una opinión de una parte del consejo ciudadano andaluz que votó en contra del modelo de confluencia que habíamos presentado y que entiende que hay riesgo en que Podemos pierda la identidad. Ni Podemos va a perder la identidad ni las identidades son tan importantes. Creo que lo que nosotros queremos hacer no es organizar un aparato político que dure 140 años como el PSOE, no estuvimos llamados a eso cuando fundamos Podemos. Nosotros queríamos construir una herramienta que abriera hueco para el aire de cambio, el viento de cambio que se levantó en las plazas de este país el 15-M. Queremos seguir siendo eso y eso supone no agarrarse a las identidades como si fueran equipos de fútbol.

¿Se sienten ustedes más cercanos al PSOE de Pedro Sánchez que al PSOE de Susana Díaz?

–Antonio Maíllo: Nosotros nos sentimos cercanos a la gente. No es una cuestión de acercamiento al PSOE sino de abordar las políticas que hacen falta para nuestro país y sobre las que se tendrá que definir el PSOE, me da igual que sea Pedro Sánchez o Susana Díaz. Son políticas como la derogación de la reforma laboral o el blindaje de los servicios públicos.

¿Si una abstención de ustedes le diera el gobierno a una alianza de PP y Ciudadanos, votarían a la candidata socialista?

–Antonio Maíllo: Nuestro objetivo es ser dique de contención a la derecha en Andalucía y una alternativa al PSOE.

¿Se ven compartiendo gobierno con Susana Díaz?

–Teresa Rodríguez: Queremos conseguir una alternativa al susanismo que no pase por la derecha y así lo hemos hecho en todos los ayuntamientos donde hemos tenido la oportunidad de decidir quién iba a gobernar. Somos un dique de contención a las derechas, ni por activa ni por pasiva va a gobernar el PP en las instituciones si está en nuestras manos evitarlo. Dicho esto, nunca entraríamos en un gobierno del PSOE.

«No somos un partido nuevo, sino un espacio de confluencia alternativo al susanismo sin pasar por la derecha» Teresa Rodríguez

¿Quién de ustedes dos va a ser el candidato a la Junta?

–Teresa Rodríguez: Eso no lo sabemos todavía. Es la parte más emocionante del proceso (risas).

–Antonio Maíllo: El sentir que cualquiera de los dos podemos ser el candidato y que eso no va a generar ningún tipo de problema es una de las grandes fortalezas de este proyecto. Muchas apuestas políticas se han venido abajo por los egos de sus representantes. En ese sentido, Teresa y yo no lo tenemos. No va a haber un titular de enfrentamiento entre nosotros para encabezar este proyecto.

¿Cuál sería la primera medida que pondrían en marcha si gobernaran la Junta de Andalucía?

–Teresa Rodríguez: Auditar la administración pública andaluza. Auditarla de arriba a abajo, y saber cuáles son sus excesos, y cuáles sus déficits en clave de reorganizar una nueva administración que tenga en el centro los problemas de la gente, y no el mantenimiento de una estructura esclerótica que lleva 30 años sin diferenciar entre partido y administración.

–Antonio Maíllo: Y como leyes a llevar al Parlamento: el blindaje de la educación, de la sanidad y de los servicios sociales con un 5%, un 7% y un 2% por ciento del PIB andaluz. Sería una medida de sobreinversión a la que se tendría que obligar a todo gobierno en cada presupuesto.

¿Que le están contando a sus compañeros del Congreso sobre la nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero?

–Antonio Maíllo: Les he dicho que ha sido la consejera que en estos tres años ha hecho los presupuestos con Ciudadanos. Unos presupuestos muy lesivos para los intereses de los andaluces. Otra cosa es que técnicamente tiene capacidad.

–Teresa Rodríguez: Hay que decir que es una mujer muy capaz. Susana se ha quitado una sombra de encima.

El PSOE, durante todos estos años, ha fagocitado la idea de la bandera andaluza y del andalucismo. Ustedes han empezado esta andadura en común haciendo un acto simbólico con el trasfondo de la figura de Blas Infante. ¿Va a ser la pugna por el andalucismo un elemento central de su discurso?

–Teresa: Para nosotros la bandera no es un símbolo al que pegarle tirones ni piedras arrojadizas como las ha usado alguna vez Susana Díaz para confrontar con otras regiones. Tampoco son cuerdas para un tira-tira. Planteamos que Andalucía tiene una brecha muy grande con Europa, y que ahora es más ancha que hace 40 años. Esto es por no haber hecho sistemáticamente una política para cerrar dicha brecha; para llevar adelante un proceso de desarrollo endógeno en Andalucía que le permitiera tener una economía fuerte con valor añadido; con mayor renta; que utiliza sus recursos naturales; que protege su patrimonio natural para sus siguientes generaciones... No hemos hecho eso. Lo que sí se ha hecho es repartir subvenciones con el ojo arbitrario del partido de gobierno. Repartir estratégicamente las subvenciones que venían de Europa y además esperar a 'Bienvenido Mister Marshall': empresas o inversores extranjeros que muchos de ellos se fueron con el dinero de vuelta. Ahora toca hacer lo contrario, y para mí eso es el andalucismo. Es hacer un proceso consciente para salir de la situación en la que nos encontramos. Pero andalucismo estratégico, no folclórico. Es saber detectar en Andalucía qué necesitamos para dejar el lastre con el que cargamos y tener la autoestima suficiente para salir adelante con un proyecto alternativo.

–Antonio Maíllo: Cuando se van a cumplir 40 años del 28–F, es un momento de reflexión para realizar el camino recorrido, y cuáles son las ataduras de las que nos tenemos que liberar. Por eso adquiere una relevancia especial Andalucía y su papel en el Estado y en Europa, y que está vinculado al modelo productivo y al modelo social y económico. Es el momento de sacudir y soltar amarras a esos anclajes que son obstáculos para Andalucía. Lo digo con toda honestidad y con todo respeto: ahora mismo el PSOE es un obstáculo real para el desarrollo de Andalucía.

¿Cuándo serán las elecciones andaluzas?

–Antonio Maíllo: A día de hoy no saben cuándo las van a poner. Al PSOE le salen las cuentas, y lo único que tiene claro es que Susana Díaz no lo ve claro. Cualquier escenario político puede provocar un adelanto o un retroceso de las elecciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos