La Guardia Civil auxilia a una niña de tres años que estaba sola en un balcón

La madre acepta una pena de diez meses de prisión por abandono de la menor, en un procedimiento exprés

SUR ALMERÍA.

La Guardia Civil ha auxiliado a una niña de tres años de edad, que se encontraba sola en una vivienda y asomada al balcón, llorando con medio cuerpo por encima de la barandilla y con riesgo de precipitarse al vacío en la localidad de Roquetas de Mar.

Los agentes recibieron una llamada telefónica de una vecina que informaba de la presencia de la niña y se trasladaron al domicilio, donde la encontraron, agarrada a la reja del balcón, junto a una maleta, llorando, haciendo ademanes con las manos y llamando a su madre. Según informa la Benemérita, los vecinos dijeron que poco antesla niña se había subido a la maleta, sacando medio cuerpo por encima de la barandilla con riesgo de precipitarse al vacío.

Ante esta situación los guardias subieron a la vivienda para atraer a la niña hasta la puerta del domicilio y evitar el peligro de una caída. Al escuchar las voces de los agentes, la pequeña entró en la casa, pero debido a la corta edad y el estado de nervios en el que se encontraba, no hacía caso a las indicaciones para abrir la puerta de la vivienda.

Tras intentar y no localizar a ningún adulto o familiar de la menor, y ante el estado de nerviosismo de ésta, los agentes forzaron la puerta para recoger a la niña.

Tiempo más tarde se personó en el domicilio la madre de la niña, N.F.S.A., que pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Roquetas de Mar, que incoó diligencias urgentes, por abandono de menores, y aceptó una pena de diez meses de prisión en un procedimiento exprés del que informa el TSJA. No entrará en la cárcel al ser suspendida la ejecución de la pena. La menor fue trasladada hasta dependencias de la Guardia Civil, donde fue recogida por su padre.

Fotos

Vídeos