El Gobierno responderá con «lealtad» a la solicitud de la Junta de autorizarle crédito bancario

María Jesús Montero. :: efe/
María Jesús Montero. :: efe

Montero recuerda que la salida del FLA será progresiva y que este año la Junta aún se seguirá financiando con esta línea de préstamo estatal

M. D. T. SEVILLA.

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, mostró su asombro ayer por las críticas recibidas del PP andaluz de confrontar con el Gobierno por anunciar que la Junta quiere acudir a los bancos a captar créditos y salir de forma progresiva de la tutela estatal para obtener liquidez. Montero respondió al líder del PP-A, Juanma Moreno, que lo que pretende no es confrontar, sino colaborar con el Gobierno central, que ya ha dicho, recordó, que sería bueno que las comunidades vayan adquiriendo autonomía financiera poco a poco. El delegado del Gobierno, Antonio Sanz, matizó el tono de Moreno del día antes y respondió que la petición de la Junta será analizada y en su respuesta habrá «lealtad» institucional.

Montero cree que la reacción del PP andaluz obedece al hecho de que Andalucía sería la primera comunidad en salir del FLA. Si lo hace demostraría una solvencia que los populares andaluces niegan a la gestión del Ejecutivo de Díaz, aunque la propia vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, reconoció esta semana que Andalucía crece económicamente más que la media de España y las cosas se hacen bien. La Junta cumple por quinto año consecutivo con el objetivo del déficit y su nivel de endeudamiento está por debajo de la media.

Sanz manifestó a los medios que las comunidades son «libres» para acudir o no al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). De hecho, la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP, rehusó recurrir a este mecanismo extraordinario de liquidez. Sobre la petición de la Junta de captar en los mercados 1.000 millones de euros, operación que necesita la autorización del Consejo de Ministros, el delegado del Gobierno en Andalucía dio a entender que será analizada en positivo.

La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, insistió en el Parlamento a los periodistas que la salida a los mercados sería «parcial» y que este año todavía la Junta seguirá recurriendo a la línea de crédito del FLA para obtener dinero. Montero confía en una respuesta afirmativa del Ministerio de Hacienda, con el que lleva negociando meses esta posibilidad. También ha admitido que su departamento lleva un año tanteando a las entidades bancarias para colocar deuda y que hay buenas sensaciones al respecto.

La Junta acudió al FLA en 2012 al cerrar los bancos y cajas el grifo del crédito por la crisis que sobre todo afectaba a las entidades financieras. El Gobierno del PP ofreció el FLA gracias a la inyección financiera del Banco Central Europeo. Desde entonces, la Junta ha recibido por esta vía 28.972 millones de euros, que le supone intereses de 1.890 millones a pagar en diez años.

Aún admitiendo que el interés del mercado pueda ser más elevado, a la Junta parece convenirle adquirir de nuevo autonomía financiera por varios motivos, entre ellos para alargar la amortización a al menos 30 años. «Se trata de empezar a poner nosotros las condiciones de cómo nos financiamos», explica Montero, quien lamenta que el FLA «no nos permite negociar nada» y sí establece unas condiciones leoninas que incluso interfieren en las competencias autonómicas, como acceso a plataformas de información.

«Hay que ir saliendo y nosotros le proponemos al Gobierno que en vez de hacerlo de golpe, se pruebe en Andalucía con salidas parciales, que vayan ganando confianza en los mercados conforme vayamos emitiendo deuda», explicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos