El Gobierno insta a las principales ciudades andaluzas a tomar medidas de seguridad tras los atentados de Barcelona

En Sevilla se ha reforzado la entrada al Alcázar en el casco antiguo con unos maceteros con árboles. /Efe
En Sevilla se ha reforzado la entrada al Alcázar en el casco antiguo con unos maceteros con árboles. / Efe

Las barreras físicas en calles peatonales y paseos se harán fijas, apunta el delegado del Gobierno, Antonio Sanz, que hace un llamamiento a la colaboración ciudadana como en la detención del terrorista de Las Ramblas

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El Gobierno ha instado a las principales ciudades andaluzas a reforzar las medidas preventivas contra posibles ataques terroristas como los acontecidos en Barcelona y Cambrils. El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha ordenado a las ocho subdelegaciones y a los ayuntamientos de las capitales y las principales ciudades andaluzas, sobre todo las de mayor afluencia turística, a que convoquen a sus juntas locales de seguridad para acometer medidas de forma coordinada entre las administraciones central y local y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, según un comunicado hecho público este mediodía.

Sanz sigue así las instrucciones del Ministerio del Interior y de la Mesa del Pacto de Estado Antiterrorista reunida este lunes tras los atentados de Cataluña para abordar iniciativas destinadas a "actualizar, reforzar e intensificar" las medidas de seguridad que se desarrollan desde hace dos años en toda España en el marco del nivel cuatro de la alerta antiterrorista.

Desde entonces expertos en materia terrorista vienen advirtiendo que el territorio de Andalucía y la ciudad de Barcelona constituyen objetivos estratégicos para el terrorismo de corte yihadista. El terror que el Estado Islámico o Daesh busca implantar en Europa parece tener una fijación con escenarios de proyección internacional con presencia de residentes extranjeros o flujos turísticos. Los atentados de Barcelona corroboran estos aspectos y otro que hace también vulnerable a las capitales andaluzas, la cercanía con Marruecos, país del que proceden los terroristas que han atentado en Cataluña y varios de los que perpetraron ataques en París y Bruselas.

Tampoco hay que olvidar la obsesión por la recuperación de Al Andalus para el imaginario de estos terroristas, como queda patente en sus vídeos de propaganda. Aunque Al-Andalus se extiende a toda España, son las capitales andaluzas, sobre todo Sevilla, Granada y Córdoba, las que confieren gran simbolismo al pasado musulmán de España.

Los atentados de Barcelona han incrementado la inquietud en estas ciudades, como muestra que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ya haya ordenado la colocación de maceteros para proteger el entorno del Real Alcázar y otras zonas del centro histórico de la capital andaluza antes incluso de celebrarse la junta de seguridad local.

Tanto la junta de Sevilla como la del resto de capitales y ciudades se celebrarán entre esta semana y la próxima, según la instrucción de la Delegación del Gobierno. La primera se celebrará mañana en Córdoba y este viernes habrá otras en Cádiz y Algeciras. Antonio Sanz ha explicado esta mañana en Cádiz que no se va a dar a la opinión pública cuáles van a ser las medidas concretas a establecer por una razón obvia: “No me parece prudente ni oportuno decirle al enemigo donde vamos a actuar”. Por ello ha pedido a los gobernantes locales o mandos policiales "responsabilidad y prudencia para no definir lugares concretos".

El delegado ha recordado, no obstante, que en Andalucía ya se vienen aplicando medidas de seguridad preventivas desde que hace dos años se decretó el nivel de alerta 4, solo que a partir de ahora estas se reforzarán del modo que se incluyan barreras físicas en calles y paseos turísticos o comerciales, como bolardos o maceteros, de manera estable, no como hasta ahora desplegadas sólo en fiestas o momentos puntuales.

Además, se potenciarán y perfeccionarán los mecanismos de cooperación policial, con refuerzo de controles preventivos, incremento presencial de efectivos y patrullas en calles, zonas de afluencia pública, ocio, deportivos e infraestructuras críticas y de transporte.

Sanz ha transmitido un mensaje de "serenidad, confianza y seguridad en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" y ha hecho un "llamamiento a la colaboración ciudadana", siguiendo el ejemplo de lo que se ha vivido en Barcelona, donde fue fundamental para la localización del autor del atentado de Las Ramblas, Younes Abouyaaqoub.

Fotos

Vídeos