Garántia arranca con intención de crecer un 20% en avales a micropymes

El presidente de Garántia (centro) con el director general, José María Vera, y el director general adjunto, Antonio Vega./SUR
El presidente de Garántia (centro) con el director general, José María Vera, y el director general adjunto, Antonio Vega. / SUR

La sociedad de garantía recíproca se plantea crecer más allá de Andalucía y hacia las 'fintech' y negocia más apoyo de la Junta

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

Garántia, la nueva sociedad de garantía recíproca (SGR) andaluza nacida de la fusión de Suraval y Avalunión, comienza a funcionar en su sede operativa con la ambición de crecer un 20% en sus avales a micropymes y autónomos, para alcanzar hasta 120 millones en 2018. Tras culminar su largo proceso de fusión, la presentación en sociedad ayer en Sevilla dio muestras de ambición, con proyectos como la ampliación territorial más allá de Andalucía, de apertura a las 'fintech', servicios financieros a través de nuevas tecnologías, de fuerte digitalización para dar respuesta en 72horas, y negociación para que la Junta de Andalucía de más apoyo.

El presidente de Garántia, Javier González de Lara, y los directivos José María Vera y Antonio Vega, dieron cuenta ayer de los datos y proyectos de la unificada entidad, que ofrece a las pequeñas empresas avales para que logren la financiación necesaria para sus proyectos y que se ha convertido en la segunda de su tipo en España por número de socios, más de 15.000, y la tercera en volumen de actividad. Ofrece además estos avales en las mejores condiciones, con un coste inferior a la mitad de lo que cobra un banco por estas operaciones. Su garantía se considera un 'superaval' para las entidades crediticias, pues cuenta con el máximo respaldo. De ahí también, dijo González de Lara, que utilicen esta fuerza para negociar mejor con las entidades financieras, «y ahora que somos más fuertes, lo vamos a hacer mejor».

De acuerdo con los datos facilitados, Garántia concedió el pasado año avales por valor de 90 millones de euros en 1.600 operaciones. Su riesgo vivo es de unos 370 millones y cuenta con 7.700 operaciones vivas, una inversión vinculada de 705 millones y un ratio de solvencia del 14,4 %, casi el doble de la exigida por el Banco de España. Las empresas a las que atendió suponen un empleo indirecto de 30 mil puestos.

El 70% de avales de 2017 se destinó a nueva inversión, un 16% a circulante, y un 14 % a avales técnicos.

Los socios de Garántia proceden en su mayoría de ciudades no capitales andaluzas. La media de operaciones se sitúa por debajo de los 100.000 euros. La mayoría de los avales, el 86 %, es ante bancos y cajas rurales, el 12% las administraciones públicas y otros organismos el 4 %. La morosidad es mínima, pues se sitúa en el 8%, mientras que el índice de operaciones fallidas es del 0,4%. El 70 % de las operaciones solicitadas son aprobadas por los servicios de la SGR, que realiza un estudio del proyecto y propone a los demandantes fórmulas de mejora.

El informe traza un mapa fidedigno del tejido productivo andaluz, ya que el 57% de las operaciones son para proyectos del sector comercio y servicios, el 20% de la agricultura, el 12 % construcción y el 11 % de industria. González de Lara reclamó que vuelva la obra pública para reforzar la construcción.

Negociación con la Junta

González de Lara elogió la posición de la Consejería de Hacienda, que dijo haber logrado «ilusionar» en la fusión, y desveló que está en proceso una negociación para que la Junta aumente el respaldo a la SGR. Se estudian tres posibilidades, que la Junta aporte un «reaval» adicional al que ofrezca el Ministerio; emplear los fondos disponibles de la Junta, por ejemplo como turismo o cultura, a través de la Agencia IDEA para que sean éstos los que fondeen esas operaciones y avalen, mientas que la tercera opción es ofrecer subvenciones a autónomos y empresarios al coste del aval.

En cuanto a la expansión, que vendrá inducida por el Banco de España, se vislumbra Murcia, en primer lugar, así como Extremadura y Castilla La Mancha.

El proyecto de digitalizacion prevé dar la respuesta en 72 horas, frente a las largas demoras delas entidades bancarias, además de agilizar la información a los usuarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos