El expresidente Manuel Chaves declara desde hoy en el juicio de los ERE

El expresidente andaluz Manuel Chaves,en la Audiencia Provincial de Sevilla. :: efe/
El expresidente andaluz Manuel Chaves,en la Audiencia Provincial de Sevilla. :: efe

Está acusado de un presunto delito de prevaricación por el que se enfrenta a diez años de inhabilitación

AGENCIAS SEVILLA.

El que fuera presidente de la Junta de Andalucía entre los años 1990 y 2009, Manuel Chaves, prestará declaración hoy, en plena Feria de Abril de Sevilla, ante el tribunal de la Sección Primera que enjuicia desde hace más de cuatro meses en la Audiencia Provincial a 22 ex altos cargos del Gobierno andaluz por el procedimiento específico por el que se concedieron ayudas sociolaborales y a empresas en crisis entre los años 2001 y 2010 en el marco de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos.

Con el turno de Manuel Chaves, que se enfrenta a una petición de diez años de inhabilitación por un presunto delito de prevaricación por parte del Ministerio Fiscal, las declaraciones de los acusados encara su recta final, pues tras el expresidente será el turno del último de ellos, Juan Francisco Sánchez García, ex secretario general técnico de la Consejería de Empleo, de Innovación y exdirector de finanzas de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), anterior Instituto de Fomento de Andalucía, entidad encargada del abono de las ayudas investigadas concedidas por la Dirección General de Trabajo con cargo a la partida 31L en virtud del convenio marco de 2001 entre el ente instrumental y la Consejería de Empleo. De esta manera es la segunda ocasión en la que el expresidente de la Junta de Andalucía será interrogado sobre su posible responsabilidad en el caso de los ERE, después de que el 14 de abril de 2015, este pasado sábado se cumplieron tres años, declarara ante el magistrado instructor del Tribunal Supremo Alberto Jorge Barreiro.

Chaves compareció en calidad de «imputado» en relación con los «actos realizados en el desempeño de sus funciones con motivo de la concesión de ayudas sociolaborales y ayudas económicas directas a diferentes empresas» de Andalucía, «así como las prestadas a personas físicas», según rezaba el auto de citación. En su exposición razonada, aceptada por el Supremo, la juez Mercedes Alaya, que investigaba por entonces la matriz de esta causa, Mercedes Alaya, acusaba indiciariamente a Chaves y a los otros cuatro aforados nacionales, José Antonio Griñán, Gaspar Zarrías, Mar Moreno y José Antonio Viera, en esta causa de los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos, y sobre estas acusaciones pivotaba la instrucción en el alto tribunal.

Por su parte, el vicesecretario de Organización del PP-A, Toni Martín, manifestó ayer que el expresidente de la Junta debe explicar la llamada 'pieza política' del caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) presuntamente irregulares, «por qué concedió ayudas con cargo a la partida 31L -que el ex director general de Empleo Javier Guerrero denominó el 'fondo de reptiles'- a una empresa con la que está vinculada familiarmente la persona que desde hace años le cede un chalé en la playa de La Antilla (Huelva) para pasar sus vacaciones de verano, y a la que une una relación de amistad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos