El exinterventor borra las críticas a Chaves y Griñán en el juicio del 'caso ERE'

SUR SEVILLA.

El exinterventor general de la Junta de Andalucía Manuel Gómez arremetió ayer contra los peritos de la Intervención General de la Administración del Estado dependientes del Ministerio de Economía cuyo informe es una pieza clave para la acusación de 22 ex altos cargos de la Junta en el caso ERE.

Gómez fue interventor general de la Junta durante la mayor parte del periodo investigado en la causa (entre 2000 y 2010) y se enfrenta a 6 años de prisión y 10 de inhabilitación por un delito de prevaricación al no paralizar la concesión y pago de las ayudas sociolaborales que se repartieron siguiendo un «procedimiento específico» presuntamente ilegal.

Gómez, que mantuvo duros enfrentamientos al sentirse «agredido y acusado» por los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán y exconsejeros investigados cuando alegaban que el interventor nunca emitió un informe de actuación que les hiciera saltar las alarmas, suavizó ayer sus declaraciones sobre estos incluso ha llegado a señalar que con su actual perspectiva «no tenía sentido» que conocieran sus alertas del uso «indebido» del procedimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos