Efectos para el conjunto del país

L. G.-S. SEVILLA.

La incertidumbre derivada del conflicto catalán se traslada a la confianza en general del conjunto del país, y así lo han valorado instituciones como el Banco de España, el Servicio de Estudios del BBVA y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

El Banco de España, en su reciente Informe de Estabilidad Financiera, estima que el impacto en los dos próximos años (2018 y 2019) podría fluctuar desde una pérdida acumulada de PIB de tres décimas, en el escenario más optimista, hasta una pérdida de 2,5 puntos porcentuales, en el escenario más pesimista.

El Servicio de Estudios del BBVA llega a dos décimas y 1,1 puntos de descenso para 2018 mientras la AIReF, en un informe sobre las Líneas Fundamentales de los Presupuestos para 2018 de Cataluña, publicado también a principios de mes, estima que el impacto de la crisis de Cataluña en el PIB de la economía española se movería entre las cuatro décimas y los 1,2 puntos porcentuales de menor crecimiento en 2018. Cataluña, por su parte, según esta misma fuente, perdería de 0,7 a 2,7% de PIB el año próximo.

Los efectos, indica el Banco de España, pueden ir desde menor confianza, mayor percepción del riesgo, impactar en las decisiones de consumo e inversión de los agentes económicos nacionales o endurecer las condiciones de financiación, con efectos económicos y financieros potencialmente significativos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos