Economía reúne a los principales observatorios para debatir estrategias

Mesa del Foro de Coyuntura Económica. /SUR
Mesa del Foro de Coyuntura Económica. / SUR

Arellano relativiza la amenaza de la crisis catalana sobre el crecimiento andaluz

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

sevilla. La Consejería de Economía andaluza inició ayer el Foro «Antequera» de Coyuntura Económica de Andalucía, que reunirá una vez al año para compartir y debatir con las principales instituciones expertas en prospectiva la situación de la economía andaluza, los riesgos y las estrategias de la Junta para mejorar los resultados. A esta reunión, organizada por la Secretaría General de Economía y presidida por el consejero, Antonio Ramírez de Arellano, asistieron representantes del BBVA, Funcas, la cátedra de Previsión Económica de la Universidad de Málaga, Ceprede, Hispalink, la Universidad Loyola de Andalucía y el Observatorio Económico de Andalucía, entidades que realizan previsiones periódicas de crecimiento andaluz, así como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, AIREF, a quienes explicó las políticas en marcha, para que las tengan en cuenta en sus valoraciones.

En la agenda no estaba la posibilidad de que la crisis abierta en Cataluña perjudique las previsiones de crecimiento de la economía andaluza, que la Junta eleva al 3% para 2017, pero el consejero se pronunció sobre ella en declaraciones a los medios. Arellano dijo que a corto plazo «pensamos que no va a haber importantes repercusiones» en la economía andaluza, aunque «habrá que ver en qué situación queda de este asunto». Aunque dijo que «las incertidumbres son malas para la economía», sobre todo a la hora de adoptar decisiones de inversión, el consejero situó este conflicto junto con otras amenazas que se ciernen sobre la economía regional, como el Brexit o la subida del precio del petróleo.

Ante los grandes analistas nacionales, Arellano «vendió» las excelencias del crecimiento andaluz, 3% de tasa, que supondrá alcanzar los niveles de PIB previos a la crisis y recuperar casi el 60% del empleo perdido, y la convergencia con Europa, al estar casi un punto por encima del estimado por el FMI para la Eurozona (2,1%), y para la UE (2,3%) y recalcó su queja por la falta de inversiones del Gobierno central, 1,7 puntos por debajo de los valores legalmente previstos, con un déficit de 979 millones de euros, que restan un 0,67% al PIB andaluz.

Fotos

Vídeos