Las diferencias sobre Podemos centra el debate entre Maíllo y Pérez Tapias

Jose Luis Pérez Tapias y Antonio Maíllo. / SUR

Los dos candidatos a dirigir Izquierda Unida en Andalucía discrepan sobre si la confluencia hace más o menos visible a la formación

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Las discrepancias sobre cómo debe Izquierda Unida confluir o sellar alianzas con Podemos centró anoche el primer y único debate de los dos candidatos a dirigir Izquierda Unida en Andalucía, el actual coordinador, Antonio Maíllo, y José Luis Pérez Tapias, exsecretario de Organización. No hubo sorpresas en un debate de una hora larga moderado por la periodista de Radio Nacional Secundina García. Los dos rivales, profesores de profesión, ejercieron como tales, didácticos en las explicaciones de sus receptivos documentos y muy comedidos en el tono. Pese a ello, había tensión entre ambos. Era la primera vez que Maíllo, bastante arropado por la dirección actual, afrontaba en público críticas internas de su partido, venidas además del sector de su antecesor, Diego Valderas.

José Luis Pérez Tapias -hermano del dirigente socialista José Antonio Pérez Tapias que se enfrentó a Pedro Sánchez en las primarias de 2014 y en estas de mayo le arropó- afirmó que IU vive una situación de «incertidumbre interna e invisibilidad externa» que ha motivado la desmovilización de sus militantes y que achaca a la «ambigüedad» con la que la actual dirección afronta el futuro de la coalición izquierdista.

Pérez Tapias retó de forma constante a Maíllo -a veces parecía más un entrevistador que un candidato- a aclarar qué va a pasar con Izquierda Unida si sigue al frente de esta en Andalucia en un año tan crucial como 2019, con varias elecciones como las autonómicas y las municipales.

Pérez Tapias y Maíllo coincidieron en la confluencia con otras formaciones o colectivos para constituir un bloque desde la izquierda alternativo al PSOE y al PP, pero el candidato crítico se mostró escéptico con las propuestas del documento de Maíllo, que entiende «ambiguo» sobre la relación con Podemos y el futuro de la organización. Advirtió de la debilidad de IU en la alianza con Podemos como se ha visto en Unidos Podemos y que el propio Alberto Garzón ha reconocido. «No sabemos si somos de IU o de Podemos», manifestó.

Pérez Tapias censuró que Maíllo haga «realismo mágico» sobre el futuro de una confluencia en la que «IU se diluye» o aparece «subordinada» a Podemos y en la que solo se contempla gobernar, pero no un plan B por si no se consigue, como las encuestas revelan. En este sentido, defiende que IU no debe dejar nunca gobernar al PP y trabajar desde la oposición o en un pacto de investidura para que Andalucía mejore.

Asustaviejas

Maíllo tachó de «agorero», «asustaviejas» y «pesimista» a Pérez Tapias. Defendió la visibilidad de IU en sus 80 alcaldes, en el papel del grupo parlamentario en Andalucía y en el activismo de sus simpatizantes en las mareas sanitarias, la defensa de Doñana o al lado de Juana Rivas, entre otros ejemplos de movilización. «IU habla de tú a tú con todas las organizaciones en Andalucía, sin ningún complejo, no vamos a aceptar que sea de otra forma», afirmó. Dijo que su proyecto es que IU en confluencia con otras fuerzas políticas, no solo Podemos, se convierta en alternativa a un PSOE con un ciclo agotado en Andalucía para no dejar que la alternativa a este partido sea el PP. «No nos resignamos a más de lo mismo o a la alternativa del PP reaccionario», dijo.

Pérez Tapias arrancó a Antonio Maíllo el compromiso de someter a la aprobación de la militancia cualquier alianza con Podemos u otras fuerzas. Pidió el voto para que IU siga siendo «fuerte y autónoma» para cambiar Andalucía. Maíllo pidió el voto porque «frente al miedo debe ganar la esperanza» y para defender una IU que «tiene que ser más grande, útil y que no puede tener miedo».

La votación comenzará comenzará el próximo día 28 y concluirá el día 4 de octubre. La 21 asamblea se celebrará los días 7 y 8 de octubre.

Fotos

Vídeos