Las diferencias entre Andalucía y Ferraz sobre federalismo tensan el congreso del PSOE-A

Cornejo insiste en que el referente de los socialistas andaluces es la declaración de Granada y Celis apunta que lo aprobado es el plurinacionalismo

PAULA DE LAS HERAS /M. D. TORTOSA MADRID / SEVILLA.

Las diferencias entre Andalucía y Ferraz sobre el modelo territorial han logrado tensar y enrarecer el congreso del PSOE andaluz en el que Susana Díaz revalidará su liderazgo incontestable este próximo fin de semana con la presencia en la clausura del secretario general, Pedro Sánchez. El malestar de los andaluces contra la consideración de una España plurinacional aprobada en el congreso federal de junio llevaba semanas larvado, pero ayer estalló con una advertencia clara de quien seguirá con casi toda seguridad como número dos, Juan Cornejo. Este dejó claro que todos los socialistas andaluces estarán detrás del 28F, el referéndum que otorgó una autonomía en igualdad de derechos que catalanes y vascos.

Las declaraciones de la presidenta del partido, Cristina Narbona, defendiendo un federalismo asimétrico para dar cabida a una Cataluña singular fueron mal digeridas por el entorno de Susana Díaz. Peor aún han sentado las manifestaciones del secretario general llamando abiertamente 'nación' al País Vasco y a Cataluña y la 'declaración de Barcelona' en ese sentido. Cornejo insistió, como recoge la ponencia marco del congreso regional, que el único documento que se reconoce como guía de modelo territorial es la declaración de Granada, donde se insiste en la igualdad de todos los territorios. «Estoy seguro -replicó desde Madrid el secretario de Relaciones Institucionales, el sevillano Alfonso Gómez de Celis- de que también son su referencia las resoluciones del 39 Congreso donde expresamente se dice que España es un Estado Plurinacional».

Asimétrico

En la sede federal, su número dos, José Luis Ábalos, no quiso responder, en un primer momento, a los recelos expresados por los socialistas andaluces contra la idea de un federalismo asimétrico que perfeccione el actual modelo autonómico (igualmente asimétrico). Tampoco le dio demasiado vuelo al hecho de que los de Susana Díaz no apelaran a la condición «plurinacional» del Estado en la resolución que aprobará su congreso este próximo fin de semana.

Pero este lunes la dirección del PSOE tampoco pudo resistirse más y entró al trapo. «Algunos -dijo el secretario de Organización, José Luis Ábalos, tras la reunión de la ejecutiva- no han entendido lo que es el federalismo».

En el equipo del secretario general empieza a cundir el temor a que las federaciones lideradas por barones críticos traten de arrogarse un grado de autonomía respecto a Ferraz similar a la que tiene el PSC, un partido hermanado al PSOE. En el documento que aprobarán los socialistas valencianos en su congreso, también este fin de semana, se defiende, de hecho, la «máxima de obediencia valenciana» de sus representantes y se apuesta por actuar como una «fuerza política alejada del sucursalismo». Así que con la cuestión territorial como telón de fondo ya se ha lanzado algún toque.

«Hay una declaración de Granada (acordada en 2013 por el Consejo Territorial del PSOE) que todos reconocemos y hay también una resolución del Congreso Federal -recordó Ábalos, después de que se le recordara el distinto reflejo que está teniendo la posición oficial del partido en cada congreso regional-; a partir de ahí cada cual puede opinar como quiera». La frase sonó conciliadora, pero a continuación añadió eso de que algunos no han entendido lo que es el federalismo y también admitió que en el partido se están viendo «algunas ocurrencias» que ponen de manifiesto la necesidad de unificar posturas.

Distingos

En el aire estaban tanto el reconocimiento de una «asimetría estructural», de la que hacen bandera los valencianos, como el federalismo insular, al que aluden los socialistas baleares, o el discurso contra las desigualdades de dirigentes como Juan Cornejo, número dos del partido en Andalucía. Pero fuentes de la dirección aclararon posteriormente que era a estos últimos a los que se refería Ábalos. No porque el PSOE abogue por hacer distingos entre españoles, subrayan, sino porque creen que es un error plantear que un modelo territorial con asimetrías competenciales es un modelo que crea ciudadanos de primera y segunda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos