El dictamen sobre financiación avanza un paso más, pero sin el apoyo de Cs

M. D. T. SEVILLA.

La Comisión de Hacienda del Parlamento dio ayer el visto bueno al dictamen sobre el modelo que debe defender Andalucía en financiación autonómica con el respaldo de PSOE, PP, Podemos e IU, pero siguió quedándose fuera Cs, como había adelantado el día antes su líder en Andalucía, Juan Marín. El siguiente paso es que sea aprobado por el Parlamento.

El debate contó con primeros espadas del Parlamento, como el portavoz del PSOE, Mario Jiménez, el líder de IU, Antonio Maíllo, y la portavoz adjunta de Podemos, Carmen Lizárraga. Con ello, los tres partidos impulsores del documento daban gran relieve a la iniciativa. Por el PP y Cs participaron los portavoces habituales de la comisión de Hacienda, José Antonio Miranda (PP) y Carlos Hernández (Cs).

El diputado malagueño tuvo que oír duros reproches de los demás portavoces, siendo el de IU, Antonio Maíllo, el más furibundo. «Sólo le importa que los ricos no paguen impuestos, le importa muy poco Andalucía, prácticamente nada», dijo de Cs. «Son la terminal de una organización que decide en Madrid lo que debe abordarse en Andalucía», agregó.

Cs siguió insistiendo en que el texto defiende una subida de impuestos que no comparte, aunque hasta Miranda (PP) tuvo que recordarle que no dice nada de ello. El PP lamentó que el PSOE no aprobara algunos de sus 23 sus votos particulares, a lo que Jiménez le respondió que suponían reconocer como buenos los recortes de Rajoy. Miranda valora del documento que supone un duro correctivo al sistema aprobado en 2009 por los socialistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos