Díaz suma a la FAMP y al Tercer Sector a su frente profinanciación

Susana Díaz y el presidente de la FAMP. /J.A. García Cordero | EFE
Susana Díaz y el presidente de la FAMP. / J.A. García Cordero | EFE

El PP-A rompe el buen clima y acusa a la presidenta de querer dinero sólo para la «grasa administrativa»

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

La estrategia de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de crear un frente común por la mejora de la financiación autonómica de Andalucía sumó ayer dos nuevos aliados, la Mesa del Tercer Sector y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias. Pero, entre tanto, el buen clima que presidió el primer encuentro de Díaz con el presidente del PP-A, Juanma Moreno, el pasado martes, pareció quedar atrás ayer con las duras declaraciones de la secretaria general popular, Loles López, y también del secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya.

La presidenta se entrevistó por la mañana en San Telmo con el presidente y varios directivos de la Mesa del Tercer Sector, que mostraron su apoyo a la iniciativa de llegar a un acuerdo con todos los actores políticos, económicos y sociales para una postura única andaluza ante el nuevo modelo de financiación autonómica.

Manuel García, presidente de esta Mesa, aportó el punto de vista de las organizaciones de solidaridad y dijo que la mejora de los recursos a disposición de a Junta es necesaria para trasladarlos a un mayor apoyo a las personas en situación de pobreza o en riesgo de exclusión. García explicó que las ONG actúan como 'muro de contención' ante la exclusión social, pero que sus recursos están al límite.

A continuación el presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos, presidente a su vez de la Diputación de Sevilla, respaldó la iniciativa de la presidenta, agradeció la oportunidad de aportar sus puntos de vista en el grupo de trabajo parlamentario y elogió que el municipalismo , que considera relegado en esta cuestión, sea incluido dentro del debate, recordando que los ayuntamientos reivindican una financiación justa «porque estamos haciendo los deberes y muchos de ellos tienen superávit en sus cuentas».

Entre tanto la secretaria general del PP Andaluz, Loles López, dijo ante el congreso regional de Nuevas Generaciones que los problemas que sufren los andaluces con los servicios públicos no son consecuencia de la financiación autonómica, sino de falta de prioridad política de la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

López negó la mayor y dijo que «los servicios públicos no están en peligro por la financiación», sino que la presidenta quiere más dinero para «mantener la grasa política» y citó «el gasto de 600.000 euros anuales para pagar los pisos a los altos cargos del PSOE; de dos millones de euros para los cargos políticos del SAS; y la 'recolocación' de consejeros del gobierno que salen por una puerta y entran por la otra».

Fernández de Moya, por su parte, recordó ayer en Jaén que la Junta aprobó el sistema vigente y le pidió que «no juegue a ser el doctor Jekyll y Mister Hyde», recoge Europa Press.

Más

Fotos

Vídeos