Díaz llama a la ciudadanía a combatir la violencia machista desde la infancia

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, posa con la camiseta del equipo femenino de rugby URA y algunas jugadoras. :: efe/
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, posa con la camiseta del equipo femenino de rugby URA y algunas jugadoras. :: efe

La presidenta de la Junta presenta una campaña que busca crear una red de apoyo con más educación ante la «emergencia social» de esta lacra

FRAN GAVILÁN ALMERÍA.

Expresiones como «una mujer no puede ser presidente del país» o «el mejor lugar para la mujer está en casa, cuidando de sus hijos», son afirmaciones sexistas que no sólo comparten muchos hombres adultos, sino que una mayoría de los adolescentes también las defiende a pies juntillas.

El sexismo es la antesala de la violencia de género, cada día más extendida a edades más tempranas. A pesar de que la violencia machista sigue siendo un problema de primer orden en España, la percepción de su gravedad no acompaña, al menos no entre los jóvenes. Uno de cada cuatro jóvenes de entre 15 y 29 años señala que el maltrato es una conducta «normal» dentro de la pareja, según el Barómetro 2017 de ProyectoScopio elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

Este dato «salvaje» fue resaltado ayer por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante la presentación de la campaña anual contra la violencia de género implementada por el Gobierno andaluz con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer.

La presidenta escogió Almería, provincia que ha contabilizado este año tres muertes por la violencia machista y dos heridas graves tras ser atacadas por sus agresores, para presentar esta nueva campaña, bajo el lema 'Somos tu Red', que persigue principalmente transmitir el respaldo de la administración y de su entorno cercano. En este sentido, la presidenta de la Junta hizo un llamamiento a la sociedad para que forme parte activa de la lucha contra esta lacra creando una red de apoyo permanente que empieza en la educación «desde edades tempranas».

«Hay que hacer un esfuerzo importante para formar a ciudadanos libres con valores que respeten a la otra persona porque solo desde el respeto pueden aflorar los mejores afectos». Así lo indicó Susana Díaz durante su intervención en un acto que arrancó con un minuto de silencio en memoria de la mujer asesinada ayer por su pareja en Vinarós (Alicante), que eleva a 48 las víctimas mortales por la violencia machista este año, y que contó con la presencia del alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, y el subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, entre otros.

Durante su intervención, Díaz anunció que lo «primero será firmar como Gobierno» el pacto de Estado, al tiempo que recordó que este se «reivindicó hace ya dos años desde el Consejo Andaluz de Participación de la Mujer en un trabajo magnífico que hicieron todas las mujeres de esta tierra». Asimismo, llevará «antes de fin de año» al Parlamento autonómico la modificación de la Ley andaluza de Medidas de Prevención y Protección Integral contra la Violencia de Género de 2007 para adaptarla al Pacto de Estado suscrito por las Cortes.

Dar el paso y denunciar

La campaña presentada en el marco de la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres lanza el mensaje a las víctimas para que se apoyen en todos los medios que tienen a su disposición a la hora de dar el paso de denunciar e iniciar el proceso para salir de la violencia machista, al tiempo que hace una llamada a la ciudadanía para que forme parte activa en la lucha contra esta lacra.

Al hilo de esto, Susana Díaz consideró fundamental tejer «una red en la que, entre todos, diagnostiquemos y acompañemos a las víctimas de ese terrorismo salvaje que sufren solo por el hecho de ser mujer y que ya se ha cobrado más víctimas que el terrorismo de ETA». La presidenta del Ejecutivo andaluz detalló que esa «red permanente» dará «certeza y seguridad» a las mujeres víctimas de la violencia de género y debe empezar por la educación.

Asimismo, reclamó mayor formación y colaboración, así como «una sensibilidad especial con los menores, porque es fundamental que la justicia vele por la protección del derecho a la vida de los niños y niñas que son víctimas directas de la violencia de género contra su madre», y que ya se ha cobrado ocho vidas en lo que va de año.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos