Díaz expresa su «lealtad» a Sánchez para atajar cualquier sombra de la vieja rivalidad

Susana Díaz, en la grabación de vídeo en la que felicita a Pedro Sánchez. :: sur/
Susana Díaz, en la grabación de vídeo en la que felicita a Pedro Sánchez. :: sur

«A Andalucía siempre le ha venido bien un presidente socialista», afirma en un vídeo tras la votación en el Congreso

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

Susana Díaz tardó apenas unos minutos en lanzar a través de las redes sociales su felicitación a Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno, aunque lo hizo con una satisfacción contenida. La fórmula de utilizar las redes sociales es muy común en la clase política hoy en día, si bien el contenido de los mensajes lleva implícito algo más en el caso de la presidenta de la Junta de Andalucía. Lo normal es que un presidente autonómico salte de júbilo y así lo manifieste cuando alguien de su partido alcanza La Moncloa. En Susana Díaz hubiera sido poco creíble una actitud de fanfarria por la vieja rivalidad en el PSOE un año después de que se disputaran el liderazgo de este partido en una pelea dura. Por ello optó por un mensaje que atajara cualquier sombra de la vieja rivalidad: «Cuenta con todo mi apoyo y mi lealtad como presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE de Andalucía», escribió en Twitter.

El mensaje fue reproducido más de 1.300 veces y marcado otras dos mil como favorito, si bien también recibió un aluvión de memes y críticas. Susana Díaz lanzó poco después a las redes sociales otro mensaje, esta vez en vídeo grabado en San Telmo con la bandera andaluza y española de fondo. En este se extendía más y señalaba que a Andalucía «siempre le ha venido bien un presidente socialista, porque ha mostrado sensibilidad con los problemas de esta tierra». Añadió estar «plenamente convencida» de que así ocurrirá con Pedro Sánchez.

La presidenta, que llamó por teléfono a Sánchez para felicitarle, también subrayó que ahora se abre un «nuevo tiempo para España y para Andalucía» y se ofrece a colaborar con el Gobierno central, pero también advierte de que se mantendrá firme «en la defensa de los intereses de Andalucía», apostillando que, a su parecer «ambas cosas son compatibles». Defiende la legitimidad de la elección de Pedro Sánchez como presidente, frente a las críticas del PP, apelando a que la vía para ello ha sido a través de la Constitución. También muestra su confianza en que el de Sánchez será un gobierno «honesto».

LAS REACCIONESMario Jiménez PSOE «Esperamos que podamos mejorar los Presupuestos con diálogo. Los años de plomo se acabaron» Loles López PP «Susana Díaz ha vendido a los andaluces por apoyar a una moción que respaldan los amigos de ETA» Teresa Rodríguez Podemos «Espero que el PSOE derogue la Lomce, la reforma laboral y la ley mordaza» Antonio Maíllo IU «A Sánchez no le pueden temblar las piernas. No puede gestionar lo que deja el PP» Juan Marín Ciudadanos«Tenemos muchas dudas de la letra pequeña de los acuerdos del señor Sánchez con Bildu, Esquerra y PdCat o PNV»

Díaz no hace ninguna advertencia al diálogo con los nacionalistas catalanes como sí hizo en el comité federal del pasado lunes. Ha tratado de transmitir su satisfacción por el éxito de la moción de censura. El mismo tono que empleó el portavoz del PSOE en el Parlamento, Mario Jiménez, quien expresó su convencimiento de que va a «corregir los años de plomo del Gobierno del Partido Popular».

Jiménez sí se sometió a las preguntas de los periodistas y admitió sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) aprobados por el PP y que Sánchez asumirá que «hacen daño a Andalucía». «Confiamos en que los podamos mejorar con el diálogo que estoy seguro que ahora habrá entre el Gobierno de la Junta y el Gobierno de Pedro Sánchez», aseveró.

Las reacciones de la oposición fue distinta a la satisfacción contenida de los socialistas andaluces. Todos situaron a Susana Díaz en el foco de la moción, unos para criticar que la respaldara y otros para censurar que fuera tibia en el respaldo. La secretaria general del PP andaluz, Dolores López Gabarro, acusó a la presidenta de haber «vendido a los andaluces y a Andalucía» por apoyar la moción que considera respaldada por «los independentistas y los amigos de ETA».

El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, cuestionó que Sánchez vaya ahora a cumplir con la financiación autonómica que defiende Andalucía y aseguró que se mostrará «atento y vigilante» sobre concesiones e los nacionalistas vascos y catalanes. «Tenemos muchas dudas de la letra pequeña de los acuerdos del señor Sánchez con Bildu, Esquerra, PdCAT o el PNV y nos pone los pelos de punta saber cuáles pueden ser las consecuencias de ese apoyo del señor Sánchez», dijo.

Para la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, volvió a reprochar a Susana Díaz que no respaldara con más ahínco la moción, como demuestra que no estuviera en el Congreso durante la votación. Dijo que espera que el PSOE ahora derogue la Lomce, la reforma laboral y la ley mordaza.

El coordinador andaluz de IU, Antonio Maíllo, fue el más efusivo en mostrar su alegría porque el PP «haya sido desalojado» del Gobierno de España, pero le ha pedido a Pedro Sánchez que no se limite a «gestionar lo que deja el PP».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos