Díaz exige a Montoro una financiación igual para toda España y no sólo para Cataluña

Susana Díaz, ayer en Madrid en la inauguración de la novena edición de Fruit Attraction. /EFE
Susana Díaz, ayer en Madrid en la inauguración de la novena edición de Fruit Attraction. / EFE

La presidenta de la Junta reclama un sistema «justo y equitativo» que garantice igualdad de recursos para todas las comunidades

L. GLEZ.-SANTIAGO SEVILLA.

La reforma del sistema de financiación autonómica sigue en el calendario político, mientras la tensión territorial, ante el desafío independentista catalán, arroja sombras al debate, en especial a la exigencia de que el nuevo sistema reparta mejor que el actual. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, salió ayer al paso de estas tentaciones y declaró en Madrid, ante las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre la posibilidad de negociar una nueva financiación para Cataluña, que está «convencida de que va a negociar la financiación de toda España». Durante su visita a la feria agroalimentaria Fruit Attraction, la presidenta andaluza recordó que el nuevo sistema de financiación «es un acuerdo de la Conferencia de Presidentes que adoptamos de manera unánime y cuando uno firma un acuerdo y tiene que cumplir la ley lo va a ejecutar».

No obstante, Susana Díaz mostró su convencimiento en que el ministro de Hacienda cumplirá el plazo establecido, es decir que a finales de este año el documento de los expertos «se traducirá en una propuesta del Gobierno y automáticamente se inicie el trámite», tanto en el Parlamento como en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, «dando audiencia a las comunidades autónomas para una financiación justa y equitativa que garantice los servicios públicos para todos los ciudadanos».

No obstante, ayer en la sesión de control parlamentario del Congreso, y a una pregunta del PNV sobre la fijación del cupo vasco, Montoro aseguró que la reforma del sistema de financiación autonómica estará «ya», es decir dentro del plazo, y aprovechó para pedir el respaldo de otras fuerzas políticas, sobre todo del PSOE, para alcanzar el acuerdo.

La situación en Cataluña «camina hacia el precipicio» en vez de restaurarse la legalidad

Andalucía calcula que ha dejado de percibir 5.522 millones de euros entre los años 2009 y 2015, que habrían permitido a la comunidad crecer un 3,8% del PIB y crear 100.000 empleos, según desveló este martes la consejera de Hacienda en el grupo de trabajo del Parlamento que busca una posición común ante la reforma. Esta cifra, «escandalosa», se sigue perdiendo en tanto el modelo no se corrige.

En la Junta las alertas están encendidas ante la posibilidad de que el debate territorial se traduzca en una vuelta atrás en el Estado autonómico que prime a las comunidades con lengua propia, Cataluña, País Vasco y Galicia, y devuelva la idea de las «dos velocidades». Por ello Susana Díaz aprovechó su presencia ayer en Madrid para recordar que Andalucía es «una garantía de cohesión e igualdad» porque «defendemos un proyecto común que es España, que tiene presente y futuro, unida y en igualdad», y recordó que «vamos a seguir defendiendo ese legado que nos dejó el 4 de Diciembre y el 28 de Febrero».

La presidenta destacó el apoyo de la comunidad, «como una institución del Estado», recordó, a la democracia y al Estado de Derecho, ante la posibilidad de que el Gobierno central aplique el artículo 155, y mostró su preocupación por la situación en Cataluña, por que «en lugar de verse una perspectiva de reconducirse y restituirse la legalidad, no parece que estén caminando hacia allí, sino hacia el precipicio». Defendió asimismo que el PSOE es el único de los partidos actuales que apoyó la Constitución y esta trayectoria «nos ayuda a los socialistas a dar un poso de respeto, convivencia, igualdad y cohesión para un país que lo merece y necesita».

Fotos

Vídeos