Díaz defiende la igualdad entre los territorios ante la futura reforma de la Constitución

La presidenta de la Junta y el líder del PP debatieron sobre la sanidad andaluza. :: efe/
La presidenta de la Junta y el líder del PP debatieron sobre la sanidad andaluza. :: efe

La presidenta debate con Juanma Moreno sobre política sanitaria y rechaza incumplimientos del Presupuesto

L.GLEZ.-S. SEVILLA.

La sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz cumplió el trámite ayer atenazada por la preocupación por el conflicto catalán. La última pregunta, a cargo del portavoz socialista, Mario Jiménez, que inquiría sobre el futuro del modelo territorial, dio pie a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a introducir en el atril el tema del día. Díaz reafirmó el apoyo de la comunidad, «como parte del Estado», hacia el orden constitucional y situó el papel de Andalucía en este delicado clima: «Son momentos complicados, ahora estamos en el conflicto, llegará luego la etapa del consenso y el acuerdo, y en esa futura reforma de la Constitución, Andalucía defenderá la igualdad de todos los ciudadanos y todos los territorios», dijo.

Díaz, que llamó al president Puigdemont a restituir la legalidad antes de convocar elecciones, también apostó por que la comunidad siga siendo «factor de equilibrio y armonía» en el conjunto del país, defendió el legado del 4D y el 23F, muy discutido ahora con Podemos, para pedir que «nadie lo distorsione ni la manipule», porque en aquel referéndum «constitucional», los andaluces dijeron que «querían formar parte de España desde la igualdad». «A Andalucía le va bien cuando a España le va bien», dijo, y recordó que la comunidad «a pesar de las lecturas negras que algunos han querido hacer en estos años» se parece poco ahora «a aquella Andalucía del subsidio y el subdesarrollo de entonces».

Inversión en Salud

Por lo demás, la sesión abordó la situación de la sanidad andaluza, a preguntas del presidente del PP-A, Juanma Moreno, que puso en duda el cumplimiento de los presupuestos, récord este año para Salud. Díaz, además de defender la ejecución del presupuesto, le reclamó que se disculpe por las a «insidias» a raíz del accidente del ascensor del Hospital de Valme, que costó la vida a una joven y que un informe policial atribuye a un error humano, y le acusó también de amparar actuaciones de «insultos a profesionales» y «querellas que quedan en nada», el clara alusión al conflicto en Granada.

Moreno insistió en reclamar a la presidenta que debata con él sobre los presupuestos y Díaz le recordó que tampoco lo hace Rajoy. La acusó de querer «callarles la boca» y la presidenta lo negó con dureza pues «cuanto más hable más en ridículo queda» el líder popular.

También Moreno planteó la mala EPA conocida ayer, que vuelve a poner a Andalucía sobre el millón de parados, como hizo Antonio Maíllo (IU) al iniciar su intervención, y la presidenta recurrió a la falta de inversión del Estado.

Maíllo preguntó por el pago de la deuda de la Junta a los ayuntamientos por la Patrica y Díaz le recordó que él era director de administración local cuando estos fondos se congelaron, si bien el líder de IU reclamó que fue gracias a su formación por lo que ésta no desapareció. La presidenta, que defendió que la dotación crece en el Presupuesto, alegó que el techo de gasto obliga a dejar el superávit municipal en cuentas bancarias y volvió a reclamar que se puedan dedicar a inversión.

Por su parte el portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, preguntó por la ejecución de los presupuestos, que su grupo apoya desde el inicio de la legislatura, y habló de «zonas de sombra» en el cumplimiento de la inversión en infraestructuras. Pero la presidenta lo rechazó y dijo que el año cerrará con una «altísima» ejecución de la inversión en obra pública.

Más

Fotos

Vídeos