Tres detenidos por apalear a nueve guardias civiles en Algeciras a la salida de una comunión

Tres detenidos por apalear a nueve guardias civiles en Algeciras a la salida de una comunión

Hasta el momento se ha identificado a otros nueve implicados en la agresión, que se realizó con botellas rotas y bates de béisbol

EFE

La Policía Nacional ha detenido a una tercera persona por la agresión a nueve agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil el sábado en Algeciras, por lo que hasta el momento han sido arrestadas tres hombres y se ha identificado a otros diez.

Según han informado fuentes policiales, inicialmente se detuvieron a dos personas -un hombre y una mujer- y quedaron en calidad de investigados unas ocho personas por este suceso. Entre los detenidos y los investigados sólo dos personas cuentan con antecedentes delictivos por tráfico de drogas, por lo que no se descarta que alguno de los presuntos agresores no tuviera vinculación alguna con el narcotráfico.

Fuentes policiales han informado a Efe de que la segunda detención se practicó esta mañana en Algeciras, al igual que el arresto ayer de Manuel R.S, identificado por uno de los dos sargentos que fueron agredidos junto con siete guardias, y acusado de los delitos de atentado contra agentes de la autoridad, desórdenes públicos y riña tumultuaria.

Manuel R.S fue arrestado a las 15.10 horas, después de que el propio sargento le identificara como la persona que le agredió. Además, la Policía ha identificado ya otras diez personas implicadas en la agresión, solo dos de ellas con antecedentes, según ha afirmado el propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tras visitar dependencias de ese cuerpo y la Guardia Civil en Marbella.

Noticias relacionadas

El suceso tuvo lugar en torno a las 18.00 horas del sábado cuando los dos sargentos y los siete guardias del GAR, que ese día no tenían servicio, salieron de comer de un restaurante de la barriada costera 'El Rinconcillo' de Algeciras, donde les esperaban un grupo de personas.

Cuando los agentes se dirigían al aparcamiento, alrededor de cuarenta personas que estaban celebrando una comunión se enfrentaron a ellos y, con botellas rotas, piedras, maceteros y bates de béisbol, agredieron a los agentes, que recibieron numerosas patadas y golpes.

Ante esta situación, uno de los guardias decidió hacer uso de su arma reglamentaria y efectuó tres disparos disuasorios al aire para que los agresores se disolvieran y los agentes pudieran replegarse.

Efectivos de los GAR llevan un tiempo destinados en el campo de Gibraltar para combatir a los grupos de narcotráfico de la zona, donde en los últimos meses se han producido ya varios tiroteos con delincuentes cuya agresividad denuncian varias asociaciones de la guardia civil, que piden más medios humanos y materiales.

Antecedentes por narcotráfico

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha detallado que sólo dos de los diez identificados por la agresión a nueve guardias civiles, el sábado en Algeciras, cuentan con antecedentes por narcotráfico.

Zoido ha dicho a los periodistas durante una visita en Marbella que «el tumulto» en Algeciras «se originó antes de que supieran que eran guardias civiles». Para repeler la agresión es cuando los miembros de la Guardia Civil efectuaron tres disparos al aire, según ha explicado el ministro, para quien que sólo sean dos de los diez identificados los que cuentan con antecedentes por narcotráfico no es para «estar alarmando en ese sentido».

Zoido ha calificado como «ejemplar» el comportamiento de los nueve agentes que actuaron en Algeciras este fin de semana y así se lo ha hecho llegar hoy a sus superiores. «Ayer tuve la oportunidad por la mañana de hablar con el teniente que manda las unidades de los GAR que está allí desplazadas y telefónicamente con el más veterano del grupo que se encontraba en los incidentes del fin de semana», ha explicado a los periodistas. En su opinión, «gracias a la profesionalidad y actuación que tuvieron evitaron males mayores y desgraciadamente personales que hoy estaríamos lamentando».

«Estos agentes fueron agredidos por un grupo de indeseables y los responsables de todo esto serán puestos a disposición judicial», ha asegurado. «Uno de ellos ya ha sido trasladado ante el juez para que declare sobre los graves incidentes en la barriada del Rinconcillo«, ha añadido.

También ha explicado que la Policía nacional se ha hecho cargo de las investigaciones y que por las primeras informaciones se puede asegurar que es un «acto de vandalismo, de violencia callejera y tumultuaria, que no tiene nada que ver con otras cuestiones».

No obstante, ha subrayado que es «un hecho grave, muy grave y como tal lo vamos a tratar, y que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado estén a la altura de las circunstancias, no va a haber impunidad ni contra las mafias que trafican con droga en la zona ni contra las personas que actúan con una violencia inusitada como ha ocurrido estos pasados días«.

Finalmente, ha reiterado que la situación del campo de Gibraltar «no puede resolverse solo con medidas policiales, hay que tomar otras medidas, sociales y económicas que mejoren las condiciones de vida».

«No se pueden permitir tasas tan elevadas de paro ni de abandono escolar», ha apostillado al tiempo que ha añadido que habla con mucha frecuencia sobre ello con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, «y me consta que ya se están poniendo por parte de todas las Administraciones las medidas». Zoido ha abogado por un trabajo conjunto que «dé el trato que merecen los ciudadanos que viven en campo de Gibraltar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos