Detenido un médico de una cárcel de Algeciras por humillar a sus compañeras

Instituciones Penintenciarias también le abrió un expediente al facultativo tras las quejas del personal de la prisión

SUR

cádiz. La Policía Nacional detuvo en Algeciras a un médico interino del centro penitenciario de Botafuegos que humillaba, despreciaba y provocaba a sus compañeras de trabajo, lo que le ha llevado a ser considerado autor de un delito de coacciones y de otro de odio a las mujeres. La Policía explica que las numerosas quejas del personal de la prisión sobre el comportamiento del médico llevaron a que Instituciones Penitenciarias abriera un expediente disciplinario y le suspendiera de sus funciones.

La detención se produjo, según Efe, después de que dos médicos de la prisión denunciaran que desde la llegada de este facultativo al centro penitenciario habían soportado «continuas humillaciones, provocaciones y desprecios» hacia ellas. Los hechos fueron corroborados por numerosos compañeros del mismo Centro Penitenciario. Aunque el detenido tenía un comportamiento «altivo y provocador» con todo el mundo, en el caso de las mujeres acrecentaba su agresividad. Así otras trabajadoras del centro explicaron que ellas también habían sufrido un trato denigrante y humillante «por el mero hecho de ser mujer», añade la nota de la policía.

El detenido empleaba frases contra sus compañeras tales como: «las mujeres no valéis para nada, solamente en las tiendas ...», «no tienes ni puta idea, que eres una vaga» o «tenéis un sistema inmunitario débil, probablemente porque eres portadoras de VIH o Hepatitis C, y eso era debido a la promiscuidad».

También solía dirigir a sus compañeras frases como «eres gentuza», «yo soy médico y tu enfermera por eso soy más listo que tú, eres poco inteligente, estás de psiquiátrico», o «el mejor puesto al que puede aspirar una mujer es jefa de sección en el Corte Ingles». El detenido acompañaba estas sentencias de gestos hostiles y actitud «altiva y provocadora» con «la mera intención de despreciarlas», «lesionar su dignidad». Algunas de sus compañeras habían sufrido por ello episodios de ansiedad por el malestar que generaba esta persona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos