Detenida por apuñalar a su expareja, con una orden de alejamiento que incumplió

SUR SEVILLA.

La Guardia Civil ha detenido a una mujer de 33 años que apuñaló a su expareja en Cúllar Vega (Granada), agresión que ha justificado como defensa propia porque el hombre se saltó la orden de alejamiento en vigor que tenía impuesta por episodios previos de violencia de género. Según han explicado a Efe fuentes de la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación, los hechos sucedieron poco antes de las ocho de la mañana del lunes en el domicilio de la detenida, ubicada en Cúllar Vega, una localidad cercana a la capital.

La mujer fue arrestada tras apuñalar al que había sido su pareja, lo que, según su versión, respondió a un intento de defensa porque el hombre se personó en su vivienda pese a tener en vigor una orden de alejamiento.

La mujer, que permanece en dependencias policiales, estaba en la vivienda con sus dos hijos menores, que no presenciaron los hechos ni se vieron afectados.

El servicio de emergencias 112 activó al personal sanitario, que evacuó al hombre herido hasta un centro hospitalario, aunque las lesiones no afectaron a ningún órgano vital y ya ha sido detenido por quebrantar la medida cautelar de alejamiento de su agresora.

La mujer, que pasará a disposición judicial, había sido víctima de episodios de malos tratos y explicó a los agentes que utilizó el cuchillo para defenderse de una nueva agresión.

Los juzgados andaluces tramitaron el año pasado 35.398 denuncias por violencia de género, la mayor cifra desde que se tienen recuentos, lo que evidencia para el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que estas agresiones están «lejos de desaparecer» y que la víctima es más consciente de serlo. El alto tribunal ha hecho estas consideraciones en su memoria, a la que ha tenido acceso Efe, en la que refleja que en 2017 se produjo un incremento del 18 % en el número de denuncias por violencia contra la mujer respecto al año anterior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos