La carta de amor de Teresa Rodríguez al alcalde Kichi

La carta de amor de Teresa Rodríguez al alcalde Kichi
Efe

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Más que las resoluciones que los diputados se afanaban por aprobar en la última hora del debate de la Comunidad, la letra que más saltó de móvil en móvil y mesa en mesa fue la de la carta de amor de Teresa Rodríguez a su pareja, el alcalde de Cádiz, José María González, conocido por el apodo de ‘Kichi’. Rodríguez colgó la misiva en la noche del miércoles en su cuenta pública de Facebook horas después de intervenir en el debate de la Comunidad y durante la jornada de ayer recibió de forma ininterrumpida numerosos comentarios y ‘me gusta’.

En ella, Rodríguez ensalza la gestión de Kichi como alcalde y persona de manera embelesada. Parte de una carta también en Facebook de una vecina que elogia que su alcalde se agache a arreglar un husillo de alcantarilla. «Lo voy a publicar yo porque él no va a hacerlo», comienza Teresa Rodríguez. «Ylo voy a publicar porque es espontáneo y porque es justo. Porque lo conozco como nadie y porque sé que lo que se cuenta aquí abajo es tan real que ocurre a diario».

Rodríguez describe cómo ha visto a Kichi «apilando cartones que alguien descuidadamente ha dejado en medio de la calle». «Le he visto hacer compras para gente que estaba pasando fatiga». «Sé que mucha gente no se lo cree, pero sigue cobrando lo mismo que antes de esta enorme responsabilidad que ha asumido. Su sueldo de profe de historia», anota. «Que sigue viviendo en el mismo bajo de la Viña de 40m2, conmigo, claro», y cierra la frase con un emoticono sonrojado.

El tono de la misiva sigue en estos términos para desmentir murmuraciones como que vive en Valdelagrana (una zona costera). «Se creen que somos como ellos», escribe para ponderar sus orígenes trabajando de hamaquero en la playa o descargando cajas de pescado antes de ser profesor y aprobar las oposiciones hace ocho años.

«Todavía recuerdo cuando los primeros días en la Alcaldía seguía poniendo la oreja a media noche para tener la seguridad de que se seguían llevando la basura». «Te amo, cariño, y lo grito al mundo sin complejos de ningún tipo. Sigue adelante, corre, vuela...», dice en la misiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos