La crisis catalana pone en riesgo hasta el 1% del crecimiento andaluz

La crisis catalana pone en riesgo hasta el 1% del crecimiento andaluz

Turismo y relaciones comerciales, principales áreas de incertidumbre tras la inestabilidad creada por el conflicto independentista

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

La crisis derivada de la situación política en Cataluña preocupa en Andalucía y la Junta estima que puede restar entre 0,5 y 1 punto de crecimiento económico. El cálculo realizado por la Secretaría General de Economía del Gobierno autonómico contrasta con el último informe semestral del BBVA Research que apenas daba una décima de impacto en el PIB andaluz a la incidencia del desafío independentista. Sin embargo, la Junta afirma que la crisis catalana es la principal sombra sobre un crecimiento regional que avanza con buenos vientos y que puede incluso, según algunos analistas, ser superior a la media nacional al término de 2017.

La exposición de Andalucía a la crisis catalana se debe a las amplias relaciones entre ambas comunidades: Andalucía exporta a Cataluña más de 3.700 millones de euros y mantiene un superávit comercial de casi 900 millones de euros (860 millones en datos de 2014). Asimismo, Andalucía recibe más de un millón de turistas de Cataluña. La duración del conflicto se considera un factor esencial para la afectación, es decir, que cuanto menos dure el daño será menor.

«La previsible reducción del crecimiento de la economía catalana puede repercutir en posibilidades de crecimiento y creación de empleo andaluces ya en 2018», indica el Gobierno autonómico.

El Observatorio Económico semanal de la Secretaría General de Economía ha dedicado sus dos últimas entregas a analizar la situación y las implicaciones de la crisis catalana, como dato de la preocupación existente.

La nota introductoria detalla los riesgos asociados a la posición de Cataluña como la comunidad autónoma con mayor participación en el PIB de España (19%) y en el tejido empresarial (18,6%), la segunda en términos de población (16,2%), por detrás de Andalucía y con una riqueza por habitante superior a la media española (119,3%).

Las relaciones con Andalucía se centran en tres áreas, comercio, turismo y flujos demográficos.

Cataluña se sitúa en el segundo lugar en el ránking de destino de las ventas al exterior de productos andaluces, con un valor de 3.743,7 millones de euros (año 2014, última información disponible). Esto representa el 6,8% de las exportaciones totales de mercancías de Andalucía al exterior y 13,2% de las ventas realizadas a las comunidades autónomas. Desde el punto de vista de las importaciones, Andalucía compra a Cataluña productos por un valor de 2.883,7 millones de euros (dato 2014), siendo la tercera comunidad autónoma origen de las compras. Existe, por tanto, un superávit comercial para Andalucía de 860 millones de euros, que representa el 0,6% del PIB andaluz.

En lo que al turismo se refiere, la encuesta de turismo de residentes del INE cifra en más de un millón los viajes de residentes en Cataluña a Andalucía en 2016. Nuestra comunidad autónoma es el tercer destino escogido por estos, y concentra el 13,5% de los viajes realizados por residentes en Cataluña al resto de regiones. Asimismo, Cataluña es el cuarto destino de los turistas andaluces al resto de España, con 436.595 viajes en 2016, el 9% del total.

Por último, la SGE analiza los movimientos demográficos y concluye que, según el Padrón Municipal de Habitantes, Cataluña es el primer destino de los andaluces, con 594.734 personas nacidas en Andalucía residiendo allí, más del 40 por ciento (41,9%) del total de andaluces que residen en el resto de España. Y viceversa, Andalucía constituye el primer destino de los catalanes. Residen en esta comunidad autónoma 107.551 personas nacidas en Cataluña, el 26,2% de los catalanes que residen en el resto de España.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos