El PP cree que la nueva oficina andaluza contra la corrupción será el «nuevo chiringuito» del PSOE

La portavoz de Empleo del PP Andaluz, Teresa Ruiz-Sillero, presentó ayer el documento de alegaciones en Cádiz. :: sur
La portavoz de Empleo del PP Andaluz, Teresa Ruiz-Sillero, presentó ayer el documento de alegaciones en Cádiz. :: sur

Los populares presentarán 39 alegaciones al decreto anunciado por la Junta y critican que no se haya tramitado como un Proyecto de Ley abierto al debate parlamentario

EFE CÁDIZ.

El PP presentará 39 alegaciones contra el decreto de la Junta para crear una oficina de prevención de la corrupción, porque según la portavoz popular de Empleo en el Parlamento andaluz, Teresa Ruiz-Sillero, será «un nuevo chiringuito para recolocar a cargos socialistas a través de puertas giratorias».

En rueda de prensa en Cádiz, Ruiz-Sillero presentó ayer dicho documento de alegaciones en el que lamenta que el Gobierno andaluz no haya tramitado la oficina para la prevención de la corrupción en Andalucía con rango de ley y sí lo haya hecho con un decreto.

Según el documento, «el Gobierno andaluz ha optado por silenciar el debate sobre la creación de esta oficina, lo que no dice mucho en su favor, y se haya preocupado más en poner en marcha una oficina para tapar la corrupción, no para prevenirla»,

Exigen que el sistema de elección de los miembros de la oficina no sea «a dedo»

«Como un proyecto de ley se daría participación a los agentes sociales en el trámite de comparecencias y se permitiría que todos los grupos parlamentarios participaran en la elaboración de la norma y, de esta forma, no se hurtaría un debate tan necesario en Andalucía marcada por los casos de la corrupción de los ERES o la formación profesional», añadió.

Para Ruiz Sillero, lo que pretende la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con el modelo elegido para esta propuesta es «crear una oficina a su medida para silenciar la corrupción de los gobiernos socialistas y que todo quede en casa».

La diputada del PP considera que «no puede ser un nuevo chiringuito para recolocar a cargos socialistas a través de puertas giratorias; la oficina debe funcionar con la máxima transparencia, y no de tapadillo».

El PP exige que el trámite no sea a través de un decreto, sino de un Proyecto de Ley, de manera que los grupos puedan mejorar el proyecto para que de verdad sirva para evitar casos de corrupción, y para que los máximos expertos puedan aportar soluciones en el Parlamento, así como los funcionarios que han destapado casos de corrupción en el gobierno andaluz.

Igualmente, el PP propone que el sistema de elección de los miembros de la oficina no sea «a dedo», como recoge el decreto, que deja esta función en la Consejería de Hacienda. Ruiz Sillero dijo que debe ser el Parlamento quien elija a sus miembros entre personas independientes, funcionarios con más de 15 años de servicio o afiliados a partidos o sindicatos, y que en los últimos cuatro años no hayan sido altos cargos ni hayan ocupado puestos de libre designación, que fueron los requisitos acordados para la Presidencia del Consejo de Transparencia.

Apoyo de Ciudadanos

El PP enviará este documento de alegaciones a Ciudadanos para que se unan a las reivindicaciones del PP, en especial a la de su tramitación como un Proyecto de Ley en lugar de como un Decreto».

En otras alegaciones, Ruiz Sillero considera necesario que los informes de la Intervención General de la Junta que se envíen a la Oficina de Prevención de la Corrupción se remitan también al Parlamento de Andalucía, para acabar con la «opacidad» en torno a estos documentos.

También reclama que se garantice la protección de los funcionarios que puedan denunciar casos de corrupción en la administración, para evitar casos como los ocurridos esta legislatura de «acoso» a funcionarios de la Junta por presentar denuncias de corrupción.

Fotos

Vídeos