La consejera de Justicia y cuatro diputados acompañan a los bomberos sevillanos que serán juzgados en Lesbos

M. D. T. SEVILLA.

La consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, formará parte de una delegación de representantes de instituciones andaluzas que viajan este domingo a la isla griega de Lesbos para respaldar a los bomberos sevillanos de la ONG Proemaid que serán juzgados por tráfico ilegal de personas cuando ayudaban en las tareas de salvar refugiados en la isla de Lesbos. Junto a la consejera también viajan cuatro diputados del Parlamento de los partidos PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos.

El juicio se celebra a partir de este próximo lunes en Mitelene, capital de la isla griega. Los bomberos Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre se enfrentan a penas de diez años de prisión, pero aspiran a resultar absueltos.

La defensa de los bomberos alegará que estaban realizando labores humanitarias y aportará como prueba la larga trayectoria de la ONG y los conocimientos de los bomberos en salvamento de personas en tragedias.

Para ello puede ser clave el respaldo institucional que estos empleados públicos recibirán en Grecia. En el caso de Andalucía, tendrán respaldo institucional del Gobierno autonómico en la persona de Rosa Aguilar y del Parlamento autonómico, desplazándose a Mitelene la secretaria primera de la Mesa, Verónica Pérez, del PSOE; el secretario tercero, Julio Díaz, de Ciudadanos; Carmen Céspedes, diputada del PP, y David Moscoso, diputado de Podemos. También recibirán el apoyo del Ayuntamiento de Sevilla. Por parte del Gobierno, los bomberos contarán con auxilio logístico del Ministerio de Exteriores a través del consulado.

Los tres bomberos de Proemaid fueron detenidos el 14 de enero de 2016 durante el desempeño de labores humanitarias cuando regresaban al puerto de Lesbos en el barco de una ONG danesa que le había solicitado ayuda para rescatar a varias personas a la deriva tras intentar cruzar desde la costa turca. La alarma resultó falsa, pero los bomberos se vieron sorprendidos a la vuelta por una patrulla de la guardia costera griega, que los acusó de tráfico ilegal de personas en grado de tentativa.

Los tres bomberos, que trabajan en Sevilla, llevaban pocos días en Lesbos, pero Proemaid, ONG a la que pertenecen como voluntarios, llevaba operando en la zona desde hacía meses en coordinación con la policía griega.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos