Conmoción en Iznalloz después de que un vecino matara a su cuñado

JOSÉ R. VILLALBA GRANADA.

La localidad granadina de Iznalloz vivió ayer una jornada de luto y dolor, después de que el martes, un joven de 27 años muriera tras clavarle un cuñado suyo una barra de hierro en el pecho. El fallecido llegó muy grave, pero con vida al centro de salud de esta localidad. Poco después fallecía. La víctima de este homicidio deja tres hijos huérfanos.

Los hechos sucedieron sobre las 19.20 horas del martes, después de una acalorada riña familiar que parece ser el detonante de este crimen. El agresor discutió porque lo habían desalojado de un habitáculo donde tenía establecida su residencia, al parecer una cochera. A partir de ahí empezó una trifulca que terminó con el riel de hierro de una cortina clavado en el pecho de la víctima. Los dos eran cuñados y residían en el barrio de Las Peñas del municipio de Iznalloz.

El herido logró ser auxiliado por vecinos, que pudieron trasladarlo al centro de salud, donde los facultativos hicieron grandes esfuerzos para intentar mantenerlo con vida, aunque finalmente el herido falleció. Apenas media hora después de registrarse el homicidio y cuando ya corría la noticia de que el herido había muerto, el autor confeso de los hechos se entregaba ante la Guardia Civil.

Antecedentes

El detenido tiene antecedentes y parece ser que vivía en unas condiciones deplorables en una cochera ubicada en la barriada de Las Peñas de Iznalloz. Vecinos del arrestado contaron que es el cuñado del fallecido y vivía casi en la indigencia. Se trata de un varón de edad similar al del finado y vecino de éste en la misma barriada. El despliegue policial en Iznalloz se prolongó durante todo el martes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos