El PP-A condiciona la suficiencia financiera autonómica a los recursos

Podemos e IU muestran coincidencias con el PSOE en las conclusiones del grupo de trabajo y Cs insiste en su voto particular

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

El primer round del combate final por el consenso en el Parlamento andaluz sobre financiación autonómica concluyó ayer con la presentación de las conclusiones de los grupos. Aún queda tiempo para negociar hasta que el día 23 se debata y vote en el grupo de trabajo, pero por lo visto ayer el panorama ha variado poco sobre las expectativas. Podemos e Izquierda Unida reconocen coincidencias generalizadas con las posiciones que ya presentó el grupo socialista, Ciudadanos también, aunque muestra mucho interés en desmarcarse y anunciar desde ya un voto particular, mientras el PP andaluz da una de cal y otra de arena.

El documento del PP-A incluye más de medio centenar de consideraciones, muchas de ellas destinadas a criticar el modelo actual implantado por el PSOE y a celebrar las bondades de las políticas del PP y no se aparta de la ortodoxia en cuanto a remitir el acuerdo a un pacto PP-PSOE y a cuestiones como la posible quita de la deuda que ya ha enunciado el ministro Montoro.

Pero el documento del PP-A se distancia de lo que piensan los demás grupos en cuestiones clave, como la suficiencia financiera, que establece que debe estar en función de los recursos disponibles. Matiza que el grupo popular quiere que Andalucía «tenga un nivel de prestación de servicios públicos igual a aquella comunidad que mejor servicios públicos preste» y aunque quiere la nivelación total, se distancia de las exigencias que marcan otros documentos. En cuanto a los criterios para ponderar la población, acepta estudiar variables como tasa de paro pobreza o precios.

Juan Cornejo, secretario de organización del PSOE-A, mantuvo ayer su incredulidad acerca de que el PP-A finalmente se sume al acuerdo, mientras Loles López, de este partido, dijo estarlo siempre que no se «fría a impuestos» a los ciudadanos.

Carmen Lizárraga, de Podemos, en cambio pidió que no haya copagos ni subida del IVA y dijo que para su partido «la militancia en Andalucía está por encima de la militancia en cualquier formación». Los morados se distancian del documento del PSOE en cuestiones como la memoria de la insuficiencia financiera, propone una horquilla de aportación de recursos y apunta incorporar la tasa de temporalidad a las variables de población, entre otras cuestiones.

Juan Marín, de Cs, dijo tras registrar sus conclusiones, que defiende un sistema que garantice la suficiencia financiera. entre sus propuestas destaca dar capacidad a las autonomías para los impuestos indirectos.

Mientras, Antonio Maíllo, de IU, sigularizó su documento en la reclamación de que el aumento de recursos se obtenga de una subida de la fiscalidad a las rentas más altas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos