Cs descoloca al PSOE-A al pedir la cabeza de Susana Díaz si hay condena de los ERE

Susana Díaz y Juan Marín, en una reunión en San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta. /Efe
Susana Díaz y Juan Marín, en una reunión en San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta. / Efe

La oposición sitúa el foco en la presidenta por la moción a Rajoy: El PP la llama traidora y Podemos e IU le acusan de «ponerle palos en las ruedas a Pedro Sánchez»

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La tensión política nacional sigue desatando los nervios en Andalucía, comunidad a menos de un año de unas elecciones autonómicas. La oposición en bloque ha situado a Susana Díaz, la presidenta socialista, en el ojo del huracán por los acontecimientos de Madrid. El PP para acusarla de «traidora» por respaldar la moción de censura de Pedro Sánchez a Mariano Rajoy. Podemos e Izquierda Unida, por lo contrario, por no mostrarse demasiado entusiasmada con «echar» a Rajoy de La Moncloa. A ninguno ha contestado el PSOE. Era para este partido, lo previsible. La sorpresa saltó ayer cuando el portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, lanzó un órdago a la presidenta, advirtiendo de pedir su cabeza política o elecciones anticipadas si hay condena en el juicio del 'caso ERE'. «No nos temblará el pulso», esgrimió.

«Si los ERE, o cualquier otro juicio, señala al PSOE o cualquier miembro del Gobierno en Andalucía, igual que se ha hecho a nivel nacional, Cs daría por agotada la legislatura y exigiría las dimisiones correspondientes», manifestó el portavoz de Rivera en Andalucía. Marín se suma al PP andaluz en esta táctica de comparar la sentencia del 'caso Gürtel' con la del primer juicio del 'caso ERE', si bien las circunstancias son distintas y el órdago de Cs choca con la realidad de los calendarios judicial y de la legislatura. El juicio, que sienta en el banquillo de los acusados a 22 excargos de la Junta, entre ellos los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, está previsto que termine en noviembre, aunque es muy probable que se alargue dado el gran número de testigos que quedan por declarar, más de un centenar. La sentencia no se conocería hasta después de navidades como muy pronto, según barajan fuentes del caso.

Moreno se suma a los que en el PP piden perdón

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, se sumó ayer a los que en el PP han pendido perdón sobre la sentencia del 'caso Gürtel' que condena al PP por corrupción política. Hasta ahora Moreno había insistido en la respuesta oficial del PP de recordar que ya se pidió perdón hace años por este caso y también se ha mostrado «abochornado» porque algunas personas se aprovechen de su partido para ganar dinero. Si bien ayer el presidente del PP andaluz manifestó ayer en Córdoba que «si la sociedad lo considera necesario, no nos cuesta y a mí en particular no me cuesta pedir disculpas, perdón al conjunto de la sociedad», algo que «ya ha hecho nuestro presidente en todas las cámaras», reiteró según Europa Press.

Añadió que «a todos nos asquea» la «mala utilización» de las siglas del PP «que ha hecho una minoría» que «no representa» a los 700.000 afiliados del partido que llevan «40 años trabajando por España y Andalucía», señaló el presidente del PP andaluz. Se suma así a otros populares en esta comunidad que ya antes han pedido perdón en las redes sociales, como la diputada por Málaga Mariví Romero, la primera en hacerlo. «Pues sí, toca pedir perdón otra vez», escribió.

También el candidato del PPa la Alcaldía de Sevilla, Beltrán Pérez, pidió perdón en una carta abierta a los sevillanos en las redes sociales este pasado martes.

Las elecciones andaluzas tienen de tope el próximo mes de marzo, por lo que la advertencia de Marín no se sostiene si, como ha asegurado Susana Díaz, tiene intención de agotar la legislatura. Marín sí sabe, en cualquier caso, que Díaz no quiere hacer coincidir las elecciones andaluzas con las generales, lo que ayer volvieron a confirmar fuentes socialistas a este periódico. Las mismas que reconocen que la posición ahora de este partido y de Susana Díaz es esperar a lo que suceda en Madrid hoy y mañana, si se produce el debate de la moción, si prospera y Sánchez es presidente o no, si dimite Rajoy y no hay moción o, sobre todo, cuándo serán las generales anticipadas. En función de la fecha, Díaz empezará a mover ficha.

Para algunas fuentes, el órdago de Marín no obedece solo a presiones de su partido contra la moción de los socialistas, sino puede que a apremiar a Díaz para que, en caso de que los comicios generales sean en otoño, la presidenta andaluza ceda a hacer coincidir las andaluzas con aquellos. Cs podría verse beneficiado en Andalucía.

«Que no quepa duda que si en Andalucía un tribunal condenara al PSOE, Cs exigiría la dimisión de la presidenta y elecciones» juan marín, portavoz cs

«No vamos a permitir lecciones ni falsas acusaciones que ponga en cuestión la honestidad de nuestro partido» juan cornejo, sec. organización psoe-a

«Queremos oírla (Susana Díaz) decir que quiere a Mariano Rajoy fuera de La Moncloa; Que no ponga palos en las ruedas a Sánchez» esperanza gómez, portavoz adjunta podemos

El PSOE andaluz respondió molesto a Cs, un partido con el que tiene firmado un acuerdo de investidura que se ha convertido en un pacto de legislatura con leyes aún pendientes de aprobar. El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, lanzó un comunicado en el que tacha a Juan Marín de «aprendiz de brujo», le acusa de mostrarse «nervioso y ansioso» porque se ha dado cuenta de que lo que dicen las encuestas no tiene nada que ver con «la cruda realidad» y «saben que no tiene nada ganado». «No vamos a permitir lecciones ni falsas acusaciones que ponga en cuestión la honestidad de nuestro partido», dice Cornejo tras enfatizar: «En Cs saben, como sabe todo el mundo en este país, que el PSOE de Andalucía no está investigado ni imputado ni implicado en causa judicial alguna por corrupción; subrayo, ni el partido, ni la presidenta de la Junta ni ningún miembro del Gobierno».

Juan Cornejo no hace alusión a que el PSOE ya asumió responsabilidades políticas por el 'caso ERE' cuando Chaves y Griñán dimitieron en junio de 2015 de sus escaños de diputado y senador por imposición de Cs para investir presidenta a Susana Díaz. Y que ambos partidos firmaron un acuerdo con medidas de regeneración política en las que no figura que Díaz tenga que asumir responsabilidades por el asunto de los ERE o cualquier otro anterior a su mandato. Cs ha defendido a Díaz en la comisión de los cursos de formación desarrollada en el Parlamento frente a las acusaciones del PP.

Todo parece responder a una estrategia cara a las elecciones próximas, las generales y autonómicas. En ese mismo contexto se encuadran las declaraciones de dirigentes del PP, Podemos e IU también con Díaz en el foco. Juanma Moreno (PP) dijo que Díaz sería la responsable junto con Pedro Sánchez de «la inestabilidad económica, de empleo y bienestar» que, en su opinión, caería España con la moción contra Mariano Rajoy.

Podemos e IU

El coordinador de IU Andalucía, Antonio Maíllo, y la portavoz adjunta de Podemos, Esperanza Gómez, coincidieron en desconfiar de las palabras de Díaz sobre su respaldo a la moción de censura porque ve a Rajoy «inhabilitado» para seguir gobernando. «Susana Díaz quiere que Rajoy siga en la Moncloa», aseveró Maíllo subrayando que la presidenta andaluza y el líder del PP coincidan en vender la estabilidad como solución a los problemas.

Esperanza Gómez apeló a las líneas rojas de Díaz y otros barones de negociar con los independentistas para afirmar que Díaz sigue temiendo que Sánchez gane la moción porque le cortaría el camino hacia su vieja aspiración de dar el salto a Madrid. «Queremos oírla decir que quiere a Mariano Rajoy fuera de La Moncloa», afirmó tras asegurar que Díaz lo que está haciendo es ponerle palos en las ruedas a Pedro Sánchez para que no sea presidente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos