Citan a declarar una activista por avisar a Salvamento Marítimo

La Justicia marroquí encausa a Helena Maleno por vinculación con las mafias que trafican con inmigrantes

SUR SEVILLA.

La activista, periodista y experta en migraciones almeriense Helena Maleno deberá declarar hoy ante un tribunal marroquí por vinculación con las mafias que trafican con personas. Maleno está en estrecho contacto con la población inmigrante y es a quien las pateras que salen de la costa marroquí suelen avisar para que ella a su vez dé cuenta a Salvamento Marítimo de su situación y acuda a rescatarles. Conoce por su nombre y nacionalidad a cuantos navegan por la Frontera Sur, y a cuantos pierden la vida en este tránsito y es la fuente más fidedigna para conocer la situación actual en el otro lado del Estrecho. Además, actúa como alerta de las expediciones que salen al mar y pierden el contacto con tierra.

Helena Maleno, que pertenece al colectivo Caminando Fronteras y reside habitualmente en Tánger, recibió una citación judicial el pasado miércoles y deberá comparecer hoy martes ante el Tribunal de Apelaciones de esta ciudad norteafricana.

La medida ocasionó una intensa campaña de solidaridad en las redes sociales, con el hastag #Defendiendoa Maleno, y una petición para lograr el apoyo de todos los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados, a través de la plataforma osoigo.com, para evitar su encarcelamiento.

«Lo único que he hecho es defender la vida de las personas que transitan las fronteras»

No obstante, Maleno declaró a la agencia Efe que «no sabe quién le acusa en España ni si Marruecos la persigue también». Asimismo, dijo que confía en la Justicia marroquí, «que entiende quién soy en un momento en el que Marruecos está haciendo esfuerzos a favor de los derechos de los inmigrantes», precisó.

«Estoy tranquila y fuerte por que sé que lo único que he hecho es defender la vida de las personas que transitan las fronteras», dijo también. «Quiero dar las gracias a todas esas personas que desde España y otros lugares me han acompañado en estos momentos tan difíciles» por «su compromiso», no solo con ella, «sino con los derechos humanos y el derecho a la vida de las personas que transitan por las fronteras, dijo en una declaración distribuida por Twitter.

Al parecer, la citación judicial se refiere al trabajo de Maleno al frente de la ONG Caminando Fronteras para ayudar a inmigrantes que se encuentran en dificultades en las aguas del Estrecho durante su paso a España, una labor que ha sido considerada como de fomento de la emigración ilegal.

Diversas ONG y dirigentes de Unidos Podemos expresaron asimismo que «su trabajo busca salvar vidas y eso no es tráfico de inmigrantes» y reclamaron a la UE que garantice su seguridad.

Una nota de prensa emitida por varias organizaciones internacionales y españolas consideró que esta investigación se enmarca en un momento «muy difícil» para los defensores de los derechos humanos.

Agregó que estos activistas, como Maleno, ven criminalizado su trabajo «por el simple hecho de denunciar las vulneraciones de derechos humanos que se cometen contra la población migrante».

El comunicado lleva la firma del Fundación del Consejo General de la Abogacía Española, la Red Migrantes con Derechos, las ONG Front Line Defenders y Women's Link Worldwide, la Parroquia San Carlos Borromeo y la Coordinadora de Organizaciones de Desarrollo de España, entre otras.

La nota subrayó que el pasado 1 de diciembre, el relator especial de la ONU sobre la situación de los defensores de derechos humanos fue informado del «hostigamiento» que sufre la activista. Añade que se preparado un manifiesto en apoyo a Maleno que hasta el día de hoy ha sido respaldado por más de setenta organizaciones internacionales y nacionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos