CCOO denuncia la pérdida de 12.100 empleos en bancos y cajas andaluces desde 2008

Málaga es la provincia que más oficinas financieras cerró el año pasado en términos absolutos

EFE

CCOO ha denunciado hoy en un comunicado que entre 2008 y 2016 se han cerrado en Andalucía 2.438 oficinas bancarias, el 34,8 por ciento de la red, y se han perdido 12.100 empleos directos, el 32,44 por ciento de la plantilla que existía antes de que comenzara la crisis.

Frente a esta realidad, CCOO ha criticado que anualmente se realizan 4,5 millones de horas extra "fraudulentas que no se pagan a la plantilla ni cotizan a la Seguridad Social ni a Hacienda" en el sector.

Durante 2016 se cerraron otras 282 oficinas más, hasta quedar una red de 4.572 sucursales, lo que supone "el cierre de una oficina por día, con lo que eso conlleva de pérdida de empleo y falta de atención a la clientela en localidades en las que se está produciendo una progresiva exclusión financiera que provocará más desigualdad", según el comunicado.

Málaga es la provincia que más oficinas financieras cerró el año pasado en términos absolutos: 79 sucursales menos, y relativos: el 8,75 por ciento de su red, seguida de Sevilla que cerró 51 oficinas, el 5,28 por ciento del total. Las pérdidas relativas más elevadas corresponden a Huelva, con el cierre del 6,51 por ciento (20 oficinas); Jaén, con el 5,84 por ciento (30 oficinas) y Granada con el 5,70 por ciento de oficinas cerradas (36).

Desde que en 2008 comenzó la crisis financiera la red andaluza de bancos y cajas ha perdido 12.100 empleos, hasta quedar en unos 25.200 empleados, lo que supone la pérdida del 32,44 por ciento del empleo directo.

Por provincias, la que más empleo ha perdido ha sido Huelva con el 41,81 por ciento del total de ocupados (880 personas), seguida de Cádiz, con una pérdida de 1.776 empleos directos (el 39,79 por ciento; Sevilla con 2.847 empleos menos (el 33,45 por ciento) y Córdoba que tiene 1.295 ocupados menos (el 33,42 por ciento).

La provincia que menos descenso de empleo ha experimentado en términos porcentuales ha sido Málaga que, a pesar de perder 2.031 empleos, está por debajo de la media andaluza.

CCOO sostiene que esta pérdida de empleo ha ocasionado "prolongaciones sistemáticas de jornada" en el sector financiero, "con un incremento de la carga de trabajo por persona y oficina a la que se suma la presión comercial a la que está sometida la plantilla". Mientras que el volumen de negocio apenas ha descendido un 18 por ciento, el de empleo lo ha hecho en más del 32,4 por ciento, según el estudio de este sindicato.

CCOO calcula que en Andalucía se realizan en torno a cinco millones de horas extra en el sector bancario, de las cuales hay un porcentaje importante que no se remuneran a la plantilla, "con lo que ello supone de fraude a la seguridad social y a la Hacienda Pública". "De no haberse realizado esa cantidad de horas extras fraudulentas, CCOO estima que podrían haberse salvado unos 2.600 puestos de trabajo el pasado año", ha denunciado este sindicato.

Para la secretaria del Sector Financiero de CCOO en Andalucía, Alicia Domínguez, estas cifras "son escandalosas y alarmantes por lo que supone de pérdida de empleo, de fraude económico y sobrecarga laboral sobre una plantilla que soporta día a día una presión comercial que afecta muy seriamente a su salud".

Por ello, en las próximas integraciones de Bankia y BMN, y del Banco Santander y Popular, CCOO defenderá "la absoluta necesidad de mantener el empleo en nuestra comunidad ya que la política de cierre de oficinas y eliminación de puestos de trabajo afecta muy negativamente al desarrollo económico de nuestros territorios y provoca exclusión financiera que deriva en exclusión social".

Fotos

Vídeos