Carmen Calvo, quien devolvió Picasso a Málaga

Carmen Calvo, en una imagen de archivo previa a la inaguración del Museo Picasso en Málaga./EFE
Carmen Calvo, en una imagen de archivo previa a la inaguración del Museo Picasso en Málaga. / EFE

La nueva vicepresidenta del Gobierno ha sido una de las políticas de conocida trayectoria que apoyaron a Pedro Sánchez en las primarias contra Susana Díaz y Patxi López

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSAMálaga

Carmen Calvo Poyato (Cabra, 7 de junio de 1957), la nueva vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, es doctora en Derecho Constitucional, materia en la que ha destacado, lo mismo que en igualdad. Exministra con José Luis Rodríguez Zapatero y exconsejera de Cultura de la Junta de Andalucía ha sido una de las políticas de conocida trayectoria que acompañaron y apoyaron a Pedro Sánchez en las primarias contra Susana Díaz y Patxi López. Por ello ha formado parte de su núcleo duro y ha sido clave en el asesoramiento del ahora presidente y negociación del PSOE con el Gobierno saliente del PP en la aplicación del 155 a Cataluña.

Carmen Calvo tiene una amplia trayectoria política desde que Manuel Chaves la nombró consejera de Cultura en 1996, cargo que desempeñó hasta 2004. Este año entra a formar parte del grupo de notables de José Luis Rodríguez Zapatero para preparar las elecciones de 2004 que de forma sorpresiva ganó. Zapatero la nombró ministra de Cultura por su aval y experiencia en la Junta de Andalucía, cargo que desempeñó hasta 2007. Ha sido dos veces ministra, por tanto, sin esperarlo. Desde 2004 a 2008 fue diputada en el Congreso.

En su carrera política destaca su gestión en Andalucía para que Málaga tuviera el Museo Picasso con obra del pintor malagueño, pinacoteca inaugurada en 2003. Aquella negociación con la familia de Christine Picasso para que la obra del pintor universal que heredaron estuviera en Málaga fue un gran éxito de su gestión. Calvo, sin embargo, no tuvo igual proyección en su periplo como ministra. Fue muy criticada en su batalla contra la piratería digital. También fue criticada por su gestión y nombramientos, entre ellos en el Museo Reina Sofía. Todo ello contribuyó a su relevo en 2007 meses antes de las elecciones. Si bien sentó las mimbres de leyes como la del cine y de lectura, del libro y bibliotectas. Con la del cine también tuvo contestación al querer garantizar la proyección de películas españolas en los cines. Los empresarios de este sector convocaron e hicieron una huelga por ello.

Calvo, profesora titular de la Universidad de Córdoba en excedencia, es una feminista convencida y ha pleiteado durante muchos años por que la mujer sea más visible y tenga los mismos derechos que los hombres en todos los campos. En su tiempo de consejera en la Junta, quiso que todas las delegadas en las ocho provincias fueran mujeres.

Entró en la política como independiente y así estuvo hasta que se afilió en 2003 al PSOE. En estos momentos es secretaria de Igualdad desde 2017 en la ejecutiva federal del PSOE.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos