IU carga contra Díaz y dice que está «inhabilitada» para defender el poder andaluz

SUR

sevilla. El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, reivindicó ayer un proceso de construcción como el del 28F, «que no lo puede liderar Susana Díaz porque tras dos años de abandono está absolutamente desautorizada e inhabilitadada para envolverse en una bandera andaluza que ha despreciado durante dos años y que ahora, de pronto, busca reinventar en torno a la reivindicación de un 4D que el PSOE-A ha despreciado históricamente desde el 1977». «Desde Andalucía debemos tejer una gran alianza social de reivindicación de poder andaluz que debe plasmarse en un compromiso de fuerzas políticas, sindicales y sociales, para el desarrollo estatutario, y en el que Susana Díaz está inhabilitada porque no lo ha desarrollado ni tiene voluntad de hacerlo», dijo el líder de Izquierda Unida.

Maíllo insistió en que la jefa del Ejecutivo andaluz «no cree en el poder andaluz» sino que «está instalada en una suerte de recentralismo, incompatible con la reivindicación de ese pivote de desarrollo territorial que tiene que tender a un estado federal y un Estado en el que las partes se sientan cómodas en el todo, que se llama España, y desde esa perspectiva hay que reconocer el derecho de las partes a decidir lo que quieran ser».

De esta manera, ha saludado Maíllo el modelo de plurinacionalidad que defiende el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pues cree que «puede contribuir a un nuevo diálogo que resuelva y desatasque los conflictos territoriales del país», lo que debe hacerse «desde una defensa de la democracia, del diálogo y desde un nuevo espacio de sensatez». «Y no del choque de trenes de los nacionalistas, los de corte centralista que son una máquina de hacer independentistas en Cataluña, encabezados por el PP, y los independentistas catalanes, que están encantados de que gobierne en Madrid el PP porque les retroalimenta en su dinámica frentista», dijo Maíllo.

«Tiempo agotado»

Para el líder de IU, el tiempo del PSOE-A «se ha agotado» y ha criticado su «falta de proyecto estratégico» para Andalucía, lo que cree que responde a tener al frente a un Gobierno, liderado por Susana Díaz, que se caracteriza por tener «un ritmo absolutamente lento, con una inercia muy conservadora en el ejercicio de las funciones y con una búsqueda de cierto efectivos que le resitúen tras haber estado abandonado dos años». A su juicio, el Ejecutivo andaluz también está «agotado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos