Cambios en el Gobierno de Susana Díaz con la entrada de Lina Gálvez y el refuerzo de Arellano

Susana Díaz con la nueva consejera de Universidad y Conocimiento, Lina Gálvez. /EFE
Susana Díaz con la nueva consejera de Universidad y Conocimiento, Lina Gálvez. / EFE

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSASevilla

Susana Díaz ha hecho una remodelación más amplia de la que se esperaba con el nombramiento de María Jesús Montero como ministra de Hacienda y Administraciones Públicas. La presidenta de la Junta ha fichado a Lina Gálvez, experta en igualdad de género, para cubrir el hueco de Montero. Díaz no amplía el número de consejerías que siguen siendo 13, pero sí ha hecho una reestructuración de competencias. El área de Economía vuelve a unirse a Hacienda y Administración Pública con Antonio Ramírez de Arellano, hasta ahora consejero de Economía y Conocimiento, como titular de la macroconsejería.

Díaz refuerza a Arellano en la Junta y sitúa a Gálvez como número tres en el organigrama. Lo cual es significativo tratándose de dos independientes, aunque la presidenta prefirió subrayar su procedencia del mundo universitario, «la cuna del conocimiento»: Ramírez de Arellano fue rector de la Universidad de Sevilla y Lina Gálvez es catedrática de la Pablo de Olavide. Ambos tomaron posesión de sus consejerías (Economía, Hacienda y Administración Pública para Arellano y Universidades, Conocimiento e Investigación para Gálvez) en una breve ceremonia en San Telmo.

La de Arellano asume las competencias que tenía Montero y mantiene la Dirección General de Planificación Económica y Estadística, la Dirección General de Fondos Europeos y la Secretaría General de Economía. Si bien, las competencias de internacionalización de la economía, con la importante agencia Extenda, se adscriben a la consejería de Lina Gálvez, lo mismo que las políticas de emprendedores, fomento del trabajo autónomo y economía social. La sociedad Parque Científico y Tecnológico de Cartuja 93 pasa a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio que dirige Javier Carnero. Los cambios se producen un año después de su primera crisis de gobierno de la legislatura, cuando incorporó a cinco consejeros nuevos y otro portavoz del Gobierno.

Susana Díaz explicó que los cambios tienen el objetivo de «redoblar esfuerzos para lograr una recuperación económica justa, inclusiva y solidaria». Lina Gálvez expresó que afronta su responsabilidad con «mucha ilusión y ganas» con el reto de preparar a Andalucía para la siguiente revolución tecnológica, la robótica. Arellano dijo que aspira a continar el trabajo de María Jesús Montero y resolver con diálogo tanto las reivindicaciones a Madrid como su primer cometido, la negociación de los Presupuestos para 2019. Cs, el socio en los tres últimos, ha reclamado un 2% del PIB en inversiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos