Búsquedas por tierra mar y aire

M. C. ALMERÍA.

El operativo de búsqueda de Gabriel continuó ayer con batidas generalizadas en un radio de seis kilómetros en torno a Las Hortichuelas, pedanía en la que se le pierde el rastro al chaval, y de hasta 18 en aquellas zonas que la investigación considera susceptibles de cobijar al niño. Pero no sólo por tierra, sino también por mar y aire. Barcos y un helicóptero de la Guardia Civil rastrearon el litoral, especialmente las zonas de acantilados y espacios con balsas, cuevas, minas y cobertizos en los que podría estar el pequeño. En total, más de un centenar de profesionales a los que se sumaron decenas de voluntarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos