El bulo que no lo era tanto

El bulo que no lo era tanto

No era el autor de la agresión a una mujer para robarle el bolso en Algeciras, tal como advertía un mensaje que circuló por Whatsapp, pero sí tiene un vínculo con el rumano que lo hizo: llegó a cometer junto a él un robo similar

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Las sobrecogedoras imágenes en las que se aprecia a una mujer recibiendo una brutal paliza por parte de un hombre para sustraerle el bolso en un portal de un bloque de viviendas de Algeciras provocaron que el vídeo se hiciese rápidamente viral. Corrió vertiginosamente por las redes sociales, donde no tardaron en aparecer bulos amplificados al calor de la noticia. Incluso se compartió la fotografía de un hombre al que se señalaba como autor de esta agresión. Era falso, aunque el individuo que aparecía en esa imagen sí guardaba, indirectamente, alguna relación con el caso.

El comisario Luis Esteban, que está al frente de la Policía Nacional en Algeciras, confirmó que el varón de la instantánea había cometido otro robo de características similares y lo había hecho, precisamente, en compañía de Stoian Marcel Gongu, que fue detenido en Málaga y que era el verdadero responsable del ataque a la mujer grabado a las puertas del edificio algecireño.

Más...

La brutalidad de la escena recogida por una cámara de seguridad conmocionó a la sociedad española, que no tardó en reaccionar en las redes sociales en busca de cualquier dato que pudiera arrojar luz sobre lo ocurrido y ayudar a los investigadores de la Policía Nacional a detener al autor de los hechos. Pero no todos los datos que se compartieron fueron ciertos. Es el caso de esa fotografía, la del sujeto que presuntamente fue cómplice de Stoian Marcel en otro robo, que se difundió con el siguiente texto: «Este es el hijo de puta que agredió y le robó el bolso en Algeciras a una mujer de 64 años… Se encuentra en busca y captura. Pásalo!!».

La respuesta del Cuerpo Nacional de Policía no se hizo esperar y, a través de las redes sociales, anunció que se trataba de una información falsa. En su cuenta de Twitter, los agentes explicaron: «Si te ha llegado esta imagen, NO la creas ni la difundas. ES FALSO. Esta persona NO es la que cometió la agresión a una mujer en Algeciras este fin de semana. No difundas #BULOS».

Sin embargo, aunque no se trataba de Stoian Marcel Gongu, el hombre cuyo rostro se difundía como sospechoso le conocía. Según indicó en el programa 'Expediente Marlasca' de La Sexta el comisario de Algeciras, el varón que se ve en la imagen difundida en el bulo es el autor de otro robo violento, «también muy contundente y desmedido», que perpetró supuestamente en compañía de Stoian Marcel Gongu. Las víctimas, dos mujeres que paseaban juntas por la calle y a las que dejaron prácticamente inconscientes a golpes.

Aunque Esteban insistió en que el individuo no cometió la agresión que se difundió viralmente a través de las redes sociales, actualmente se encuentra en prisión provisional por este otro ataque violento, que habría cometido junto a Gongu, a quien se le atribuyen ya otros tres asaltos violentos cometidos todos ellos en Algeciras y con similar modus operandi.

Violencia en el ADN

Tras informar de que estos dos hombres se encuentran presos por sendos robos, el responsable de la Policía Nacional en la ciudad gaditana destacó la violencia que Stoian Marcel Gongu, nacido en Rumanía y de 30 años de edad, «lleva en el ADN». Indicó que la mujer agredida en Algeciras presentaba diversas fracturas óseas y hematomas, aunque el mayor daño que había sufrido era psicológico. Además, para mostrar la agresividad de Marcel Gongu, el comisario recordó que cumplió 11 años de prisión por un homicidio y que, según los funcionarios de prisiones, en la cárcel también mostraba una «extrema violencia» portando con pinchos carcelarios y viéndose involucrado en agresiones y peleas.

Sin embargo, hay que recordar que al verse descubierto por los agentes de la Brigada Móvil en la estación de autobuses de Málaga, el sospechoso, que sabe artes marciales, no exhibió ni un ápice de la brutalidad que mostró en el ataque a la mujer, a la que presuntamente sosprendió por la espalda y golpeó con saña para, posteriormente, quitarle el bolso y hacerse con los 20 euros que llevaba en él. En lugar de eso, reaccionó con tranquilidad, sin ofrecer resistencia alguna. Había cambiado su aspecto, rapándose la cabeza y modificando su atuendo, para eludir la acción de la Justicia, según expuso Esteban. Sin embargo, la pericia de los agentes de la Brigada Móvil de Málaga hizo que le reconociesen nada más verlo sentado en el andén número seis de la estación de autobuses de la capital, el más cercano al centro comercial Vialia, y procediesen a su detención.

El asalto por el que se le buscaba activamente sucedió a las 22.06 horas del domingo 15 de abril en el portal de una vivienda de la urbanización Carteia. Los vecinos difundieron el vídeo de la salvaje agresión para ayudar a localizarlo. La víctima tiene 64 años de edad y fue abordada justo antes de entrar en el bloque y de manera sorpresiva. El agresor le propinó cuatro puñetazos y dos rodillazos en la cabeza para terminar huyendo con el bolso.

Los vecinos ayudaron a difundir el vídeo, del que se hicieron eco todos los medios de comunicación, lo que fue clave para su identificación. El viernes 20, su foto volvió a circular por las redes sociales, pero esta vez para dar cuenta de su detención, de la que se congratuló el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que publicó otro mensaje para dar las gracias a los usuarios que ayudaron a difundir la búsqueda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos