Cae una banda que cobraba 4.000 euros a inmigrantes por cruzar el Estrecho en balsas

La operación se salda con tres detenidos, que engañaban a los 'sin papeles', especialmente a menores de edad

SUR CÁDIZ.

Tres personas han sido detenidas como presuntas responsables de una red dedicada al tráfico clandestino de inmigrantes, especialmente de menores de edad, en El Estrecho de Gibraltar, en peligrosos viajes por los que exigían unos 4.000 euros por persona. En una nota de prensa, la Policía explica que las investigaciones sobre esta red se iniciaron a mediados de septiembre cuando el servicio de Salvamento Marítimo rescató una embarcación de juguete, en la que viajaban a la deriva seis personas, todas de origen marroquí y cuatro de ellas menores de edad.

Los inmigrantes fueron rescatados y trasladados al puerto de Algeciras y posteriormente a dependencias de la Policía Nacional de esta localidad. Las investigaciones posteriores revelaron que estas seis personas habían pagado por el viaje unos cuatro mil euros cada una.

La organización les había informado de que realizarían el viaje en un barco de pesca y de que cuando estuvieran próximos a la costa española tendrían que terminarlo en pequeñas embarcaciones de juguete que ellos mismos tenían que hinchar. Durante el trayecto un miembro de la red llegó a colocar una navaja en el cuello a uno de los menores que realizaba el viaje.

Nuevo viaje

Una semana después esta organización inició un nuevo viaje, esta vez con 27 marroquíes, 20 de ellos menores de edad. Como algunos de los menores no habían satisfecho el total de los entre 3.000 y 4.000 euros que les exigían a cada uno por la travesía, uno de los miembros de la organización comenzó a agredirle para después colocarle una navaja a pocos centímetros de su cuello para que le entregara todo el dinero que poseía.

Gracias al retraso que ocasionó el incidente, una patrullera de la Guardia Civil pudo divisar la embarcación de pesca en la que viajaba el grupo y logró interceptarla.

Los tres componentes de la organización se camuflaron entonces entre los pasajeros y se hicieron pasar por inmigrantes que trataban de alcanzar la costa española en la patera. Así todos, tripulantes y pasajeros, fueron trasladados a puerto y a dependencias de la Policía Nacional de Algeciras, donde se realizaron los trámites administrativos en materia de extranjería.

Los menores de edad, considerados en desamparo, fueron derivados a los centros de menores habilitados al efecto. Las pesquisas posteriores permitieron identificar a las tres personas, de entre 18 y 26 años, que se habían camuflado entre los inmigrantes y que en realidad formaban parte de una red ilegal de tráfico de personas, por lo que fueron detenidos y puestos a disposición del juez, que ha ordenado su ingreso en prisión. En la operación han participado las Unidades contra las Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) de Granada y Algeciras.

Fotos

Vídeos