La Audiencia critica a la Fiscalía por querer enjuiciar dos veces a acusados del 'caso ERE'

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

sevilla. La sección séptima de la Audiencia de Sevilla ha vuelto a reiterar que sería inconstitucional enjuiciar dos veces a acusados en el 'caso de los ERE' y califica de «incomprensible» que la Fiscalía anticorrupción insista en que los procesados por el procedimiento específico -ahora en juicio- «vuelvan a ser investigados y enjuiciados» por cada ayuda concedida.

En un auto la Audiencia rechaza el recurso de la Fiscalía Anticorrupción -apoyado por los letrados de la Junta- contra la exclusión del exconsejero Antonio Fernández (uno de los 22 enjuiciados) de la pieza separada sobre una ayuda de 30.000 euros a la Universidad de Sevilla con cargo al fondo de los ERE.

El escrito, con fecha del día 19 de este mes, parece una respuesta anticipada a la petición que la Fiscalía ha dirigido al tribunal del juicio de la pieza política para que aclare si en él se enjuician las ayudas o no, para en este supuesto «dejar sin efecto los apartamientos acordados» de algunos de los procesados en las piezas separadas.

Los magistrados de la sección séptima dejan evidencia en el auto su malestar con los fiscales y sostienen que el objetivo del juicio está claro y bien «delimitado» por el procedimiento abreviado del juez instructor de mayo de 2016 «con el que todas las acusaciones se aquietaron» y por el cual «formularon acusación», salvo la Junta que pidió el archivo.

Contenido fáctico

Explican que la razón por la que este tribunal haya excluido a procesados de la pieza política en otras «es consecuencia de la dimensión que las propias acusaciones en aquel proceso han querido dar a su contenido fáctico». Subrayan que una cosa es lo que la Fiscalía tuviera en mente cuando pidió la separación en piezas de la macrocausa y otra en lo que ha derivado aquella separación.

Al atribuir los fiscales y demás acusaciones a 15 de los 22 excargos procesados, entre ellos Antonio Fernández y José Antonio Griñán, no sólo un delito de prevaricación sino un delito continuado de malversación implica que se les juzga no sólo por «el diseño y puesta en marcha del denominado procedimiento específico», sino también «por el uso de ese procedimiento», es decir, por la concesión y pago de las ayudas.

«Lo que es del todo incomprensible es que se espere que este tribunal permita, vulnerando la Constitución, que tales acusados vuelvan a ser investigados y enjuiciados separadamente por cada uno de los hechos contenidos en la acusación en la pieza principal en la que son acusados, reiteramos, por delitos continuados de prevaricación y malversación, con petición de indemnizaciones en muchos casos millonarias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos