El PP ataca a Díaz por el asunto de la tarjeta usada en un club de alterne

Dolores López. :: sur/
Dolores López. :: sur

Los populares sacan a relucir que la auditoría de la Faffe, adjudicada por concurso público, la firma un antiguo asesor de un exministro socialista condenado por las 'black'

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La número dos del PP andaluz, Dolores López Gabarro, arremetió ayer contra la presidenta de la Junta, Susana Díaz, por la tarjeta de crédito que un antiguo cargo supuestamente utilizó en un club de alterne, un asunto que investiga la Guardia Civil dentro de las diligencias abiertas en el juzgado 6 de Sevilla en la pieza sobre la gestión de la Fundación de Formación y Empleo (Faffe), agencia pública de la Junta extinta en 2011. López acusó a Díaz de «mentir» en el Parlamento porque dijo que se había entregado toda la documentación a los juzgados en 2015 y hay alguna que todavía no se ha entregado.

Además relaciona el asunto Faffe con antiguos casos judiciales que afectaron a algunos miembros del PSOE en el pasado, como Filesa (años 90) y las tarjetas 'black' de Bankia, al relacionar a un empleado de la empresa a la que la Junta le adjudicó por concurso la auditoría de la Faffe con dirigentes socialistas involucrados en aquellos casos.

En concreto, la secretaria general del PP-A dijo que la auditoría estaba firmada por Alejandro Martínez Gómez, en nombre de la empresa ADT, quien asegura que fue asesor del exministro socialista Virgilio Zapatero, condenado por el uso de las 'tarjetas black' cuando era consejero de Bankia a ocho meses de prisión. La sentencia de las tarjetas incluyó en su día condenas de cuatro años de prisión para el exministro del PP Rodrigo Rato y diversas penas para otros 63 consejeros representantes de los citados partidos, sindicatos y un exconsejero de la Casa del Rey.

El conocimiento del nombre del auditor que firmó la auditoría lo tuvo la diputada del PP Teresa Ruiz Sillero después de que la Consejería de Empleo le permitiera poder acceder a la misma el pasado día 2 de mayo.

Aparte de explicar el pasado profesional del auditor y de criticar la tardanza de la Junta en permitir el acceso a la información a la diputada y volver a denunciar que no se ha entregado toda la documentación que solicita el Juzgado, López no ha argumentado qué relación tiene todo ello. Tampoco dio detalles sobre si, como ha denunciado su partido, cargos de la Faffe utilizaron tarjetas para uso indebido, como lo del club de alterne. López insistió, como Juanma Moreno en el debate parlamentario, en trasladar sombras de duda sobre la gestión de la Faffe y exigir a la Junta que explique el uso de las tarjetas de crédito, que el PP ha bautizado como 'tarjetas black'. Pese a no dar detalles, López afirmó que a los socialistas «los hemos pillado con el carrito del helado» y que «el cerco se está cerrando» en el asunto de la Faffe.

Hasta ahora la Junta solo admite el uso de una tarjeta de crédito, pero que no era opaca como las de Bankia. El consejero de Empleo, Javier Carnero, no ha negado pero tampoco confirmado si se pudo utilizar para pagar los servicios de un club de alterne muy conocido en Sevilla. Se ha limitado a dar traslado de este asunto a la investigación judicial.

Su departamento, sin embargo, remitió ayer a los medios una nota muy extensa sobre los pasos dados desde 2015 sobre la documentación remitida a la Guardia Civil y al juzgado sobre la Faffe. Respecto a la auditoría de los años 2009 a 2011, dice que esta se sacó a concurso público abierto y publicada en los boletines oficiales con los requisitos legales y técnicos establecidos y adjudicada en mayo de 2015. Se terminó después de una ampliación en abril de 2016, cuando se envió al Juzgado. La auditoría, recuerda la Junta, pone de manifiesto el cumplimiento de la gestión y justificación de las subvenciones recibidas y que no hubo menoscabo de fondos públicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos