La oposición en el Parlamento andaluz asocia la muerte de un malagueño por ictus en urgencias a falta de medios

Hospital de Antequera./SUR
Hospital de Antequera. / SUR

La Junta califica de «hechos aislados» el caso de Antequera y el de Úbeda, niega la precariedad y anuncia la puesta en marcha de mecanismos de mejora

EFESevilla

Los grupos de la oposición en el Parlamento andaluz han asociado hoy la reciente muerte de dos pacientes en las urgencias de hospitales públicos, mientras esperaban atención, a la falta de medios, que ha negado la consejera de Salud, Marina Álvarez, quien los ha considerado "casos aislados".

Álvarez ha comparecido en una sesión extraordinaria de la Comisión de Salud del Parlamento andaluz para informar de la muerte de una mujer de 64 años, ocurrida el 22 de diciembre en el servicio de urgencias del Hospital de Úbeda (Jaén) tras pasar doce horas en una camilla sin ser atendida. La consejera ha explicado que este fallecimiento, y el de otro paciente que murió en el hospital de Antequera tras sufrir un ictus mientras esperaba ser atendido, han sido "dos casos aislados y desafortunados" y ha pedido "prudencia" a la oposición hasta que no finalicen las investigaciones abiertas.

"Se trata de casos aislados, que no se deben relacionar con un aumento de la demanda sanitaria o una falta de medios, aunque somos conscientes de que no pueden ocurrir", ha aseverado.

Ha recordado que los servicios de urgencias de atención primaria y de hospitales públicos andaluces atendieron el año pasado más de once millones de casos, lo que supone que sus 6.000 profesionales asisten cada día a más de 30.000 personas.

Aunque ha admitido que estos fallecimientos "nos obligan a reflexionar para poner en marcha mecanismos de mejora, porque hay cosas que han fallado y no queremos decir que todas las cosas se hayan hecho bien", Álvarez ha destacado el buen funcionamiento de la sanidad pública andaluza que se ha reforzado con 900 profesionales.

Catalina García, del PP, ha mostrado su "total desacuerdo" con que estas muertes "no tengan nada que ver con la sobrecarga de trabajo" de los centros sanitarios.

Para el diputado de Podemos, Juan Antonio Gil, la muerte de estos pacientes "no se trata solo de un drama personal, sino de un drama social" pues no han sido "casos fortuitos" sino el resultado de "problemas estructurales" de la sanidad pública andaluza.

María Isabel Albás, de Ciudadanos, ha reclamado que la sanidad pública andaluza "sea de calidad, no solamente de titulares" y ha destacado la "escasez" de plantillas y la "saturación" de las urgencias "por un deficiente funcionamiento de la atención primaria".

Inmaculada Nieto, de IU, ha considerado "decepcionante" la comparecencia de la consejera y ha sostenido que estas muertes "sí guardan relación" con los recortes en la sanidad pública, donde cada año se repiten los colapsos en épocas de alta frecuentación de pacientes".

Francisco José Vargas, del PSOE, ha pedido más rigor a la oposición, ha criticado la convocatoria de esta comisión extraordinaria "inútil" en la que, ha denunciado, la oposición ha esgrimido argumentos "rácanos y bajunos", de una manera "oportunista y cínica".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos